Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Los buses de los barrios rurales remontan tras ocho años perdiendo viajeros

El Consorcio de Transportes atribuye el cambio de tendencia, con más de 1,6 millones de pasajeros en el primer semestre, a la recuperación del mercado laboral.

La línea 59 del autobús urbano llega desde este lunes al nuevo barrio zaragozano
El bus urbano llega a Arcosur_3
T. M.

La sangría de viajeros que vienen sufriendo las líneas de autobús de los barrios rurales de Zaragoza desde que estalló la crisis parece que ha llegado a su fin. En el primer semestre han logrado romper la negativa tendencia que venían sufriendo desde 2008 y al fin recuperan usuarios, aunque sea de forma muy discreta. En este periodo han transportado a un total de 1,67 millones de personas, un 0,3% más que entre enero y junio de 2015.

El gerente del Consorcio de Transportes del Área de Zaragoza (CTAZ), Juan Ortiz, atribuye el repunte a la recuperación del mercado laboral. En este sentido, apuntó que los autobuses de los barrios rurales tienen un importante flujo de usuarios que se desplazan a los polígonos industriales, lo que explicaría el fin de la sangría al haber de nuevo contrataciones en las empresas. "Estas líneas están muy sometidas a la coyuntura económica. Nunca veíamos cuándo iban a parar de perder pasajeros", señaló.

Ortiz recordó que las ocho concesiones acumulaban desde 2008 unas pérdidas anuales de entre un 3% y un 5%, y de ahí la importancia que haya registrado una "cierta recuperación". La línea que mejor se ha comportado en el primer semestre es la de Movera, con un crecimiento del 4,6%, mientras que en el otro extremo se encuentra la de Villarrapa, que ha seguido perdiendo viajeros de forma importante, un 14,4%. En este último caso, el retroceso se explicaría por una "transferencia" a líneas metropolitanas que prestan igualmente servicio a los vecinos. Eso explica, por ejemplo, que la línea de Torres de Berrellén haya subido más de un 8%.

De los 1,6 millones de usuarios de los barrios rurales, más de la mitad corresponden a línea de Casetas, que se mantiene con un repunte del 0,1% y se acerca al millón de usos.

A estas líneas se suma la que cubre Plaza y el aeropuerto. El gerente del Consorcio recordó que su pico de usuarios lo alcanzó en 2011 y desde entonces sufrió una caída especialmente severa, de hasta el 30% anual.

Ortiz achacó este descenso a la clara regresión del centro comercial, fruto del cierre masivo de tiendas y la fuga de operadores a Puerto Venecia, al estancamiento de la demanda en la plataforma y a la paulatina suspensión de rutas áreas. "Ahora el centro comercial ha tocado fondo este año y Plaza y el aeropuerto están ganando afluencia", sostuvo.

La evolución de las líneas metropolitanas es igualmente positiva, aunque en este caso acumulan ya dos años y medio en números negros: las once concesiones rozaron los 700.000 usuarios en el primer semestre, un 1,5% más que en el mismo periodo de 2015. 

Juan Ortiz detalló que el repunte constatado se ha debido a la mejoras de servicio introducidas, desde mayores expediciones a ajustes de los horarios, lo que ha permitido captar una mayor demanda "Ha habido incrementos muy importantes, hasta de un 40% más de pasajeros en Alfajarín", agregó.

Una de las líneas más importantes, la de Cadrete, ha logrado crecer un 8,2%. "Las poblaciones de este corredor han ganado población y han estado al margen de la tendencia general", explicó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión