Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Pacientes de San José critican el "zafarrancho"por las obras

El centro de especialidades está reformando su espacio para la vuelta de radiología. La DGA garantiza la seguridad.

Los usuarios del centro de especialidades Pablo Remacha, en el barrio de San José de Zaragoza, recuperarán en breve los servicios de radiología que perdieron hace tres años. En concreto, el departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón asegura que antes de que finalice este año estará operativa la nueva zona de radiología, que incluirá telemando, mamógrafo, ecógrafo y la sala convencional (que actualmente ya está en funcionamiento).

No obstante, y como en todas las reformas, las últimas semanas han sido bastante incómodas para los pacientes que acudían al sótano del centro y varios de ellos denunciaron a HERALDO que la zona es un "zafarrancho" y que iban a consulta "entre cables, polvo y zonas sin techo".

Fuentes oficiales de la DGA reconocieron ayer que las obras en los centros de salud siempre son complicadas, pero insistieron en que el día a día ha podido ser "molesto" pero en ningún caso "de riesgo". Ayer mismo ya se había puesto el techo y solo faltaba terminar de pintar.

"Esta semana se han suspendido, además, las pruebas programadas (se han hecho en el hospital Miguel Servet) y solo se ha resuelto allí lo más urgente, que aunque era poco se ha querido mantener", detallaron. "Se ha cumplido la normativa de seguridad y esperamos que el próximo martes vuelva la normalidad con la práctica de todas las pruebas programadas", añadieron las mismas fuentes.

La obra ha sido un poco más visible porque se ha aprovechado para modificar la distribución de ciertas instalaciones y servicios básicos. Hasta ahora, los tubos y cables solo podían arreglarse desde dentro de las consultas, y ahora se han sacado al pasillo (quedan tapados, obviamente) para que se puedan reparar desde fuera si hay averías.

En 2013, el anterior Ejecutivo autonómico decidió, a pesar de las protestas vecinales -salieron a la calle más de 4.000 personas- trasladar los ecógrafos y el mamógrafo de las instalaciones al hospital Miguel Servet con la consiguiente "demora de los diagnósticos", según aseguraron los pacientes. Ahora, por fin, estos servicios regresan.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión