Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Papel japonés en el Salón de Obispos

Unas cintas adhesivas por las paredes protegen las pinturas murales mientras se llevan a cabo las obras de consolidación del palacio episcopal de Tarazona.

Las cintas adhesivas se han colocado por las pinturas que presentaban grietas para garantizar su protección.
Las cintas adhesivas se han colocado por las pinturas que presentaban grietas para garantizar su protección.
Fundación Tarazona Monumental

El Salón de Obispos del palacio episcopal de Tarazona ha sido ‘forrado’ con tiras de papel japonés adhesivo para proteger las pinturas que ocupan las paredes de este emblemático e histórico espacio. Esta actuación forma parte de las obras de consolidación que se están ejecutando para consolidar la estructura de este edificio, que comenzaron a finales del pasado mes de junio y está previsto que concluyan en febrero, tras una inversión de 727.630,49 euros.

El Ministerio de Fomento se hará cargo del 75% de esta cantidad (606,358,76), mientras que el resto se cubrirá a través de un convenio entre el Ayuntamiento de Tarazona (32.119,59), el Obispado (85.000) y la Fundación Tarazona Monumental (85.000). Por el momento, se ha llevado a cabo el refuerzo de la coronación de las cubiertas, se han descubierto los forrados que se hicieron en las columnas en el siglo pasado y se están realizando las catas que permitirán atirantar las fachadas a través de cableado y la reconstrucción del tejado.

El gerente de Tarazona Monumental, Julio Zaldívar, indicó ayer que el plan de trabajo que se va a realizar en el palacio episcopal implica "perforaciones en la roca y en el propio muro", por lo que la empresa que lleva a cabo la obra decidió reforzar con cintas las imágenes murales para evitar "posibles desprendimientos".

En este sentido, las tiras de papel japonés se han colocado en las zonas de policromía de la sala que corrían mayor riesgo y que presentaban grietas. "Es solo una medida que se ha decidido tomar por si hubiera algún tipo de vibración que pudiera afectar a las pinturas", adelantó Zaldívar. Este papel, añadió, no ocasiona ningún daño a las imágenes ni altera los tonos pictóricos. "No es una técnica nueva, pero sí es cierto que van mejorando los materiales", apuntó.

Para el gerente de Tarazona Monumental, este "vendaje en papel" de las pinturas que ha realizado un equipo de restauración "solo se ha hecho por prevención". En el resto del edificio también se han protegido o retirado cuadros y retablos mientras dure la intervención de consolidación. Esta técnica de papel japonés da como resultado una visión singular del importante salón que muestra a los prelados que han pasado por la diócesis de Tarazona. El origen del palacio episcopal se remonta a 1386, cuando el obispo Pedro Pérez Calvillo adquirió la zuda musulmana proporcionando a sus sucesores una nueva residencia. El edificio se fue transformando hasta los tiempos de Juan González de Munébrega (1547-1567), cuando el edificio adquirió su aspecto actual.

El alcalde y actual presidente de la Fundación Tarazona Monumental, Luis María Beamonte, el concejal de Urbanismo, Luis José Arrechea, y el gerente de la fundación visitaron hace unos días las obras del monumento.

Según informaron fuentes municipales, el proyecto avanza "según el cronograma aprobado". En los próximos meses se desmontarán las columnas del patio y se apuntalará. También se construirá cimentación y se procederá a desviar la recogida de aguas que producía daños en el edificio a través de este espacio abierto al exterior. Las obras incluirán la tensión de las fachadas y la colocación de una red en el lado sur para evitar desprendimientos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión