Zaragoza

El Centro de Interpretación de Novallas espera su catalogación como museo

La tramitación sigue su curso, no tan rápido como desean los responsables del proyecto.

El Centro de Interpretación de Novallas espera su catalogación como museo
N. B.

El Centro de Interpretación de Novallas, inaugurado el pasado mes de enero, espera y anhela su catalogación como Museo Arqueológico Comarcal Castillo de Novallas. La tramitación sigue su curso, no tan rápido como desean los responsables del proyecto.

“Nuestro objetivo es que se convierta en un museo, ya que el hecho de recibir esta catalogación implica que todos los hallazgos que se produzcan en la comarca por excavaciones arqueológicas o hallazgos casuales en obras, etc., tendrían que estar depositados aquí”, señala José Ángel García, director del centro. Actualmente se depositan en el Museo de Zaragoza, con lo cual “muchas veces escapan del conocimiento público”.

En estos momentos el proceso de tramitación va “bastante lento”. “Tenemos los parabienes de la Dirección General de Patrimonio pero lo tenemos atascado en la Comarca. Confío en que por las disputas políticas no se quede paralizado demasiado tiempo y pueda salir adelante”, reclama García.

En el espacio expositivo se muestran piezas arqueológicas que aparecieron en las obras de remodelación del castillo llevados a cabo en el año 1985. También se encuentra una réplica del bronce de Novallas, “que es el alma de todo esto, porque fue precisamente lo que motivó al Ayuntamiento a la hora de lanzar este proyecto”.

Se trata de un fragmento de una placa de bronce hallado de forma fortuita en el pueblo, en el yacimiento de la Plana. Data de la segunda mitad del siglo I d.C., fecha posterior a la presumible del bronce.

La pieza conserva once líneas y unas cuarenta palabras y tiene una gran importancia para los paleolingüistas. “Es una lengua antigua, probablemente celtibérica, que no está traducida todavía y por lo tanto, cualquier nuevo documento es una aportación muy importante de cara a la futura traducción”, dice el director.

“Además presenta un nuevo símbolo en el alfabeto paleohispánico que es una ‘s’ marcada que representaría al sonido ‘z’ y el hecho de que aparezca en este documento nos está indicando que ya había una diferenciación entre ambos”, añade García.

El bronce de Novallas se encuentra expuesto en Zaragoza, y el mayor anhelo de los responsables del centro sería traerlo de vuelta a su lugar de origen, al futuro museo comarcal ubicado en el castillo templario del municipio.

Etiquetas
Comentarios