Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El Ayuntamiento no sabe cómo aplicar su decreto del bus sin reducir el servicio

Seis días después, sigue sin fijar el sistema para no desalojar a los usuarios a mitad de recorrido. Los trabajadores exigen que el sistema que se aplique desde mañana respete el horario de huelga.

Los paros se prolongarán durante el viernes de 08.00 a 17.00
El Ayuntamiento no sabe cómo aplicar su decreto del bus sin reducir el servicio
HA

Seis días después de aprobarlo, el Ayuntamiento aún no tiene claro cómo aplicar el nuevo decreto de servicios mínimos de la huelga del autobús urbano. El Consistorio firmó el viernes de la semana pasada una orden mediante la cual pretendía acabar con lo que se ha convertido en todo un problema de convivencia: que los viajeros de las líneas sean desalojados a mitad de recorrido para que los autobuses acudan a las cocheras durante el horario de paros. Sin embargo, el modo en el que ese decreto se aplique pueda conllevar o bien que se modifiquen los horarios de paros para algunos trabajadores, o bien que se reduzca aún más el servicio prestado a los ciudadanos.

El Ayuntamiento negoció ayer de nuevo con Auzsa y con los trabajadores cómo aplicar el decreto, pero sin llegar a un consenso. Así, la solución definitiva se aplazó un día más, y tendrá que ser hoy cuando se tome una decisión, ya que el decreto debería entrar en vigor mañana mismo. La empresa debe elaborar los nuevos cuadros de marchas a lo largo del día de hoy para que a primera hora de la mañana la medida ya se pueda aplicar.

El problema fundamental radica en que el Ayuntamiento debe buscar la fórmula para que los autobuses se vayan a cocheras para cumplir allí el horario de huelga, pero sin restar tiempo de servicio. Una de las posibilidades que se han planteado es que los conductores lleguen hasta final de línea en cualquier caso, aunque entren en horario de huelga, y que el tiempo de más que estén circulando se recupere después. Es decir, que si un vehículo entra en cocheras a las 9.10 en vez de a las 9.00, por ejemplo, luego reanude el servicio a las 11.40 en lugar de a las 11.30. Sin embargo, el comité rechaza esta opción, ya que exige que se cumpla el horario oficial de huelga, y que los conductores estén en cocheras de 9.00 a 11.30 y de 18.00 a 20.30.

Otra de las opciones sería directamente eliminar esos ‘medios recorridos’ que se realizan hasta ahora. Es decir, que los autobuses adelanten su hora de retirada a las cocheras para evitar dejar a los viajeros a mitad de trayecto. En este caso es el Ayuntamiento el que ve problemas a esta opción, debido a que supondría recortar aún más los servicios.

Fuentes de Movilidad apuntaron ayer que el Ayuntamiento está hablando con las dos partes para "no causar ningún problema a nadie", y buscando el máximo acuerdo posible. Sin embargo, el detalle de cómo se aplicará el decreto se cerrará hoy.

Carteles en los autobuses

Por lo tanto, si se logra un acuerdo y la empresa puede cerrar los nuevos cuadros de marcha, hoy será el último día en el que los usuarios serán desalojados a mitad de recorrido. Esta circunstancia ha generado no pocos conflictos entre usuarios y conductores en los vehículos rojos de Auzsa. De hecho, algunos trabajadores de la empresa concesionaria han optado por avisar con un cartel a la entrada del autobús hasta qué parada van a llegar, para que los usuarios ya lo sepan de antemano.

Independientemente de la aplicación del nuevo decreto de servicios mínimos, lo que no va a cambiar es la afección real de la huelga (seguirán saliendo el 33% de los buses) y el conflicto en sí, ya que de momento no hay previstas nuevas reuniones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión