Despliega el menú
Zaragoza

Los criadores de conejos se concentran para protestar por los bajos precios

Los criadores de conejos aseguran que pierden 29 céntimos por kilo de conejo.

Medio centenar de cunicultores aragoneses se han concentrado este viernes para protestar por los bajos precios de la carne de conejo este año, que les ha llevado a perder una media de 29 céntimos por kilo de conejo, y para concienciar a los consumidores de que las atractivas ofertas de este producto que hacen las grandes superficies son a costa del productor.

Este acto reivindicativo, organizado por la Unión de Agricultores y Ganadores de Aragón (UAGA), la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) y la Confederación Nacional de cunicultores (Conacun), ha tenido lugar en el aparcamiento de un hipermercado zaragozano.

En declaraciones a los medios de comunicación, el responsable de cunicultura de UAGA, Ángel Pérez, ha explicado que el objetivo de la protesta es "denunciar la situación de crisis del sector y las grandes promociones de las cadenas de distribución que venden por debajo de los costes de producción".

En este sentido, ha manifestado que a los cunicultores producir un kilo de conejo "nos cuesta de 1,85 a 2 euros, mientras que el precio medio del kilo este año ha sido de 1,56 euros". Es decir, "se han perdido 29 céntimos de euro por kilo, unos 30 euros por coneja". Este viernes, por ejemplo, "se está vendiendo el kilo de conejo español en España a 1,85 euros, mientras que el mismo, en Italia, está a 2,41 euros", ha apuntado.

"Si no se respetan los costes de producción, estamos avocados a la ruina", ha sentenciado Pérez, quien ha añadido que "una granja de 1.000 hembras", sin estas pérdidas de 30 euros por hembra, "se llevaba 30.000 euros para su familia; mientras que, en 2015, ha tenido que tirar de ahorros o acudir al banco y pedirlos; en ese caso ha perdido 60.000 euros, 30.000 que no ha ganado con la producción y 30.000 de ahorros".

En Aragón hay alrededor de "150 explotaciones cunícolas, lo que supone 125.800 conejas, 79.000 de ellas en Teruel", ha señalado. En la zona turolense del Jiloca, "en un mes se han cerrado varias granjas, que sumaban un total de 3.500 conejas", ha lamentado.Ofertas a costa de los productores

La venta de carne de conejo a un precio por debajo de los costes de producción es una situación "muy habitual", por eso "queremos reivindicar un precio justo, llevamos años con bajos precios pero este año nos han dado la puntilla, ha sido catastrófico", ha protestado el secretario de ganadería de UPA, Daniel Pellejero.

El problema es que "las grandes distribuidoras son las primeras en poner el precio y coger su beneficio", ha indicado. Después es el matadero quien fija sus márgenes, y, por último, "nosotros, que no podemos coger nuestro beneficio, porque no podemos dejar de pagar al proveedor de pienso; no nos suministraría y los animales se morirían".

Por su parte, el presidente de Conacun, Francisco Abós, ha reprochado a las grandes superficies que "boicoteen" las campañas de promoción de los productores. Ha argumentado que "cada vez" que publicitan su producto a nivel nacional, las distribuidoras "sacan ofertones" y minimizan su repercusión.

Al respecto, ha insistido en que están "cansados" de la política de "precios bajos", que mantienen todas las grandes superficies por la competitividad que hay entre ellas, porque "queda muy bien en la foto", pero "la gente debe saber que no es a costa de reducir sus beneficios, sino de los del productor e incluso, hacerlos negativos".

"Nos encantaría que todo fuese barato, pero que lo hagan a costa de reducir sus márgenes, no los nuestros. Mientras la oferta y la demanda estén equilibradas las cosas tienen que tener su precio justo", ha concluido.Una complicada solución

Solucionar el problema del sector "es complicado", ha comentado el presidente de Conacun, Francisco Abós. Tanto a nivel español como europeo se les ha concedido un "poder salvaje" de compra a superficies comerciales, que acaban fijando los precios del producto, "y es muy difícil que la opinión pública entienda que ellos no reducen sus beneficios, sino que es a costa de los márgenes de los productores".

Sin embargo, el responsable de cunicultura de UAGA, Ángel Pérez, ha expresado que "hay muchas soluciones". En primer lugar, ha reclamado que "se suban los precios y que eso repercuta en los productores". Para ello, ha informado de que sería necesario que "hubiese una lonja legal, que actualmente no la hay, y que la organización interprofesional de la carne de conejo de granja (Intercun) trabajase por el buen funcionamiento del sector".

Por ello, Pérez ha exigido "la tutela de Intercun por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente".

Además, ha hecho hincapié en que otra de las vías para atajar el problema sería que cuando se produzca más de lo que se demanda, se debería retirar ese producto ofreciéndolo a "comedores escolares o la beneficiencia", entre otras. De esta manera, "la pelota de excedentes, que hay de enero en adelante", en lugar de acumularse durante todo el año, "se reduciría en dos meses y el resto del ejercicio el producto tendría su precio justo".

Etiquetas
Comentarios