Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

“Llevo soñando con ser Cipotegato desde que era niño”

El popular personaje volverá a recorrer las calles de Tarazona el próximo 27 de agosto.

Presentación de las fiestas frente a la Catedral de Tarazona.
Presentación de las fiestas frente a la Catedral de Tarazona.
Ayuntamiento de Tarazona

El mediodía del próximo jueves, 27 de agosto, el repique de las campanas del Ayuntamiento de Tarazona volverá a anunciar la salida del Cipotegato.

Un joven turiasonense nacido en la década de los 80 encarnará al popular personaje de forma anónima hasta que todos los tomates hayan volado por el cielo de la localidad. Fue el agraciado en el sorteo y lleva más de un año esperando que llegue el deseado momento. 

¿Qué sintió cuando salió su número de la urna?

Una emoción inmensa. Me quedé prácticamente paralizado, llegué a pensar que había una equivocación. Llevo soñándolo desde que era un niño.

Con este, ¿a cuántos sorteos se ha presentado?

Dieciséis, desde que cumplí la mayoría de edad no ha habido año que no me haya presentado. Casi había perdido la esperanza. Además, no tengo precedentes de Cipotegatos en la familia ni en la cuadrilla.

¿Qué significa para usted encarnar al Cipotegato?

Un orgullo y una responsabilidad. Mi intención es representar al personaje lo mejor posible.

¿Es fácil guardar el secreto?

Prácticamente imposible, más viviendo todo el año en Tarazona. La gente se entera, te pregunta pero ni confirmo ni desmiento. Ojalá nadie supiera nada.

La familia contenta con la noticia...

Mucha alegría. Son de aquí de Tarazona y saben lo que es para una persona ser Cipotegato.

¿Y ahora que se acerca la fecha?

Tienen la preocupación típica del momento, de que no pase nada y salga bien. De que la gente te ayude al salir de la plaza. Mi familia lo vivirá en el Ayuntamiento.

¿A qué hora le sonará el despertador?

Pronto, sobre las 7.00. Intentaré que hasta el momento de ir al Ayuntamiento sea una mañana de fiestas normal. Antes de ir a almorzar con los amigos trataré de salir a correr.

¿Se ha entrenado mucho desde que conoció la noticia?

Tenía el deporte aparcado desde hace unos años por una lesión. Desde septiembre empecé más en serio y me he preparado bastante.

¿Cómo será el recorrido?

Poco más de un kilómetro. Al salir del Ayuntamiento iré hacia la calle Mayor, seguiré hasta la plaza del Palacio Episcopal para bajar por las escaleras de la rua Alta de Bécquer, plaza de la Mata, rua Baja de Bécquer para bajar por los recodos hasta Fueros de Aragón. Cruzaré el puente de la Virgen del Río para entrar a la Plaza de Toros Vieja y salir a la calle de Los Laureles. Llegaré hasta el pórtico de la Catedral y encaminaré la última parte del recorrido por la calle Marrodán, Doz y por fin, la Plaza de España.

¿El tramo más duro?

Salir de la plaza.

¿El más emocionante?

El momento álgido es la salida y la subida a la estatua del Cipotegato. Cuando entre con la familia en el Ayuntamiento también será muy especial.

¿Tiene algo especial preparado?

No, no tengo nada pensando. Lo que salga en el momento. Todo el mundo me dice que me quede en la estatua, que no me baje (ríe).

Tras la tormenta de tomates... ¿llegará la calma?

Pasaré la tarde en la zona de bares, disfrutando con los amigos como cualquier otro año. Eso sí, pronto a casa que a la mañana siguiente hay que ir a la ofrenda.

Un año más, ¡El Cipotegato es de la peña Garrafus!

Sí, mis padres también era de la peña y soy miembro desde que era muy pequeño.

¿Un mensaje para los turiasonenses?

¡Que lo disfruten!

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión