Despliega el menú
Zaragoza

Más de 2.000 personas exigen en Zaragoza la limpieza del Ebro

La manifestación de este domingo contó también con afectados de Navarra y de La Rioja.

Jesús Carlos Mayayo
Más de 2.000 personas exigen en Zaragoza la limpieza del Ebro

Más de 2.000 personas se han manifestado en Zaragoza para reivindicar la limpieza integral del cauce del río Ebro en respuesta a la convocatoria realizara por la Asociación por las Inundaciones del Ebro (Asire) para exigir que se solucionen los daños que sufren los pueblos ribereños cada vez que aumenta el caudal.

Entre pitos, música, sonidos de cencerros, cantos y diversas pancartas mostradas por varios pueblos aragoneses afectados, la marcha ha partido de la Plaza de Aragón, tras el lema "Por la limpieza integral del río Ebro", para concluir en la plaza del Pilar y ha contado también con afectados de poblaciones de Navarra, como Tudela o Buñuel, y de la Rioja.

Una de las coorganizadoras de la marcha, Asunción Bustillo, ha explicado a los medios de comunicación que su exigencia es que el río "se limpie de manera integral", que si hace falta un dragado puntual, se haga, y se limpien las riberas que sea necesario para que el Ebro pueda fluir "por donde siempre ha fluido y no llegue a nuestras casas y campos que no es donde tiene que estar".

Junto a ella, la otra coorganizadora, Sandra Díez, también vecina de Novillas, ha señalado que en su población existen tramos del río que están "totalmente ciegos por acumulación de gravas y troncos que dejan las propias avenidas", por lo que ha reclamado "medidas urgentes".

En su caso, tiene la planta baja de su casa "totalmente destrozada y para tiempos", como consecuencia de la última crecida.

"Ea, ea, el río se nos lleva" o "Basta de promesas, necesitamos soluciones" son algunos de los gritos que se escuchan en una marcha en la que los pitos marcan la banda sonora.

Aunque la manifestación estaba desvinculada de los partidos políticos, en la misma han tomado parte también alcaldes de poblaciones afectadas por las inundaciones que llevan "más de 25 años luchando por este problema", ha recordado Bustillo, quien ha resaltado, no obstante, que "ahora es la gente la que está en la calle".

Desde Asire, la asociación creada tras la plataforma que lanzaron Bustillo y Díez en Facebook en febrero para dar visibilidad a este problema, se ha mandado la convocatoria de esta manifestación "a todos los ayuntamientos" relacionados con el Ebro, "desde que nace hasta donde desemboca, y a los presidentes de las seis comunidades autónomas", ha dicho Bustillo.

El evento creado en Facebook tiene en la actualidad más de 5.000 personas que han confirmado su asistencia a la marcha de este domingo y más de 16.000 invitados, ha añadido.

Con respecto a las ayudas a los afectados aprobadas por las administraciones, ha apuntado que, por ahora, estas personas únicamente tiene "un papel con un sello de registro de entrada", con el que no saben "lo que va a pasar" porque "cada vez hay más volumen de daños y el dinero es limitado y no habrá reparto para todo el mundo". "Ojalá me equivoque", ha dicho Bustillo.

Durante la marcha se han recogido firmas exigiendo la limpieza del río que se presentarán "en todas las administraciones competentes" en este asunto, ha anunciado.

"El río no inunda nuestros pueblos, catedráticos, ecologistas y políticos son los expertos que nos meten el agua en nuestros campos y casas", "Monzalbarba se moja", "Alfocea también se moja", "Pina de Ebro, no más inundaciones" o "Cabañas de Ebro por un cauce amplio y limpio" son algunas de las pancartas que portaban los participantes en esta marcha que han proferido cantos como "Que no se diga, que no se note, Xavier de Pedro se nos esconde", en referencia al presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE).

La mayoría de ellos, mostraba además una pegatina que reza que la ribera del Ebro está unida por la limpieza integral del río.

La marcha ha recorrido desde la plaza de Aragón hasta la plaza del Pilar, donde todos los presentes se han reunido para la lectura del manifiesto. Allí han dado las gracias a todos aquellos que participaron en la evacuación de los pueblos y en impedir que las pérdidas fueran mayores, como los miembros de al UME, los bomberos y la Guardia Civil. Por el contrario, a los gestores del Ebro les han recordado que "gracias a su incompetencia han conseguido que toda la cuenca del río se haya unido en un frente común".

Asimismo han señalado que es necesario no olvidar todo lo vivido durante estos últimos meses. "Si olvidamos, dejaremos de luchar", han recalcado. Y es que muchos de ellos han visto como sus cosechas han sido arrasadas, sus hogares devastados y parte de su ganado no ha podido sobrevivir a la última avenida. "Nuestro camino comienza ahora y no terminará hasta que podamos vivir tranquilamente en la ribera del Ebro", han subrayado. 

La música ha sido la gran protagonista tras finalizar el manifiesto. Varios afectados han decidido poner ritmo a sus reivindicaciones, primero lo han hecho con una canción de Paulina Rubio que han transformado en un recordatorio de todo lo vivido: "Porque queremos un cauce limpiado para que estos pueblos no estén inundados, porque tenemos allí nuestros campos, las casas, las granjas con todo el ganado, porque vivimos mirando hacia el rio temiendo que crezca con fuerza y bravío", han entonado buena parte de los presentes. 

Lo mismo ha ocurrido cuando uno de los vecinos ha comenzado a cantar una jota en la que también se pedía la limpieza del río. Con ella, se ha puesto un punto y aparte al drama que están viviendo.

Etiquetas