Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La línea de Cercanías perdió más de 60.000 viajeros el año pasado

La línea tuvo 303.100 pasajeros. Las estaciones más utilizadas son las de Utebo y Goya.

Estación de Goya, una de las más usadas
La línea de Cercanías perdió más de 60.000 viajeros el año pasado
Heraldo

La línea de Cercanías de Zaragoza ha perdido atractivo para los viajeros. En 2014, la línea que une Casetas y Miraflores perdió 63.900 pasajeros respecto al año anterior. En 2014, los trenes de Cercanías tuvieron 303.100 usuarios, un 17% menos que en 2013.

Renfe achaca este descenso a la situación económica general y a la "consolidación de la oferta". "En los dos años anteriores creció el número de viajeros por la apertura de la estación de Goya. En 2014, no ha habido novedades y se ha consolidado el número de viajeros", afirman fuentes de la compañía.

La estación de Goya se inauguró en abril de 2012. Esta estación forma parte de la red de Cercanías y también paran en ella trenes de media distancia. En 2012, la línea de Cercanías tuvo 343.000 usuarios. En 2013, el número de viajeros creció a 367.000. Y el año pasado descendió significativamente.Las estaciones de Utebo y Goya, las más utilizadas

Las estaciones de Cercanías con mayor número de viajeros son las de Utebo (198.000 personas subieron o bajaron en esa parada) y Goya (169.000). Tras ellas se sitúan las de Casetas (58.000), El Portillo (55.000) y Miraflores (38.000).

Un año más, la estación de Utebo es mucho más utilizada que la de Casetas, puesto que la segunda se encuentra alejada del casco urbano y no responde a las necesidades de los vecinos. La de Miraflores, que también está alejada de las viviendas y en una zona sin acondicionar, sigue siendo la última.Preferencia por el bono de 10

En cuanto a los títulos de transporte utilizados, el 58,71% de los viajeros eligieron el Bono 10, seguido del billete sencillo (35,18%). El 5% de los viajeros eligieron el abono mensual ilimitado, el 1,9% la tarjeta Interbús y el 1% el mensual. El billete sencillo cuesta 1,80 euros y el bono de 10 (válido para un mes), 9,65 euros.

La tarjeta ciudadana, muy utilizada en los autobuses urbanos y el tranvía, no se puede usar en los trenes de cercanías. La única tarjeta que sirve para varios medios de transporte (buses urbanos e interurbanos, tranvía y Cercanías) es la tarjeta Interbús. Su uso en el Cercanías comenzó a mediados de 2014 y Renfe confía en que crezca el próximo año.

Etiquetas