Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

​Decae la propuesta de destinar fondos de Zaragoza-Redistribuye a ayudas de urgente necesidad

El Pleno del Ayuntamiento ha rechazado, con los votos del PSOE, CHA e IU, una moción del PP.

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha rechazado, con los votos del PSOE, CHA e IU, una moción del PP en la que se solicitaba que los fondos del programa Zaragoza-Redistribuye, de reparto de alimentos entre los más desfavorecidos, se destine a ayudas de urgente necesidad porque se eliminarían los gastos de gestión y se llegaría a más población.

La concejal del grupo municipal del PP, Reyes Campillo, ha defendido que los "150.000 euros previstos pasen a ayudas de urgente necesidad en lugar de pagar los gastos de gestión anuales de Zaragoza redistribuye", que ha calificado de "programa fracasado".

El concejal del grupo de IU, Pablo Muñoz, ha indicado que "estamos en contra del fondo y forma" inicial del programa por la estigmatización que produce y "hemos tenido un desencuentro agrio con el PSOE".

No obstante, ha relatado que finalmente se ha llegado a una solución para que los beneficiaros compren en las tiendas con dinero, "como todo el mundo porque es la normalización que reconoce un derecho en lugar de tener un programa asistencialista" y ha confiado en que se ponga en práctica "muy pronto".

Más de 200.000 familias

El portavoz del grupo municipal de CHA, Juan Martín, ha mostrado su oposición en contra de la moción del PP porque "tenemos acuerdos presupuestarios y nos debemos a ellos, ya que intentamos cumplirlos", si bien ha dejado claro que este programa de reparto de alimentos "nunca ha sido de nuestro agrado".

El consejero municipal de Acción Social y Deporte, Roberto Fernández, ha aseverado que "he cumplido la totalidad de los acuerdos que he suscrito" y ha rechazado que Zaragoza-Redistribuye sea un programa "fracasado" al señalar que se han registrado 260.000 usos desde su implantación en 2013.

Tras anunciar que "no va a desaparecer" ha augurado que tras el acuerdo con empresas de distribución alimentaria será más eficaz a través de la tarjeta Zaragoza-Redistribuye 2.0, que se pondrá en marcha a finales de marzo o principios de abril.

Campillo ha recordado que el PP pide que el 40 por ciento de los gastos de gestión del programa, que han sido 500.000 euros desde su creación y "en los que se han llegado a pagar dos sueldos de 60.000 euros en un año", se destinen a ayudas de urgente necesidad que podría atender a más de 2.000 familias.

Etiquetas