Despliega el menú
Zaragoza

Reabierto el camino vecinal del Gállego en Montañana

Se ha acondicionado el talud de la margen izquierda del río y saneado el camino, dañado por las riadas de 2012.

Camino de Montañana
Reabierto el camino vecinal del Gállego en Montañana
Asociación de Vecinos Urdán de Montañana

Ciclistas y vecinos del barrio rural de Montañana ya pueden volver a recorrer el entorno del camino vecinal que transcurre paralelo al río Gállego, después de que un tramo hubiese permanecido cerrado al tráfico por los daños que sufrió la zona debido a las riadas de 2012.

“Se ha reabierto el camino y la zona ha quedado muy bien”, dice Daniel Usón, de la Asociación de Vecinos Urdán del barrio de Montañana. “Es un camino muy necesario para los vecinos, porque nos sirve de salida hacia la Z-40 y además, es una parte de vía verde”, explica.

El pasado mes de julio se adjudicaron las obras en la zona por un importe de 99.120 euros, que se han estado ejecutando durante los meses de verano dado que era necesario esperar al estiaje, puesto que los trabajos se ejecutaron desde el cauce.

Las obras han comprendido la reparación del talud de la margen izquierda del río, cuya inestabilidad amenazaba con afectar al colector de vertido que lleva las aguas residuales del entorno hasta la planta de La Cartuja.

Los problemas del talud se localizaban en un tramo de unos 100 metros en la margen izquierda del río, entre el nuevo acceso norte a Zaragoza (A-23) y el puente del ferrocarril de la empresa Torraspapel, La Montañanesa, que resultó dañado con la avenida del río que se produjo a finales de 2012.

Las obras han consistido en la ejecución de la escollera de protección del talud desde el lecho del cauce hasta una altura de cuatro metros, conformada por bloques de piedra con un peso medio de 500 kg, y el saneamiento del camino dañado por la erosión.

Por otra parte, desde la Asociación de Vecinos Urdán continúan a la espera de que desde la Confederación Hidrográfica del Ebro se envíe el informe sobre las nuevas analíticas realizadas en el Gállego “que nos permitan comprobar que la nueva planta depuradora de Torraspapel funciona correctamente”, explica Usón, después de que el pasado mes de julio “apareciera una coloración marrón en el cauce que nos hizo sospechar si pudiera haber algún problema”.

Etiquetas