Despliega el menú
Zaragoza

Piden a los policías chaqueta y corbata en los juicios para distinguirlos de los acusados

El comisario jefe de la provincia justifica la circular en que jueces y fiscales se han quejado de la vestimenta con la que acuden los agentes a declarar como testigos.

Imagen de un juicio en el TSJA
Piden a los policías chaqueta y corbata en los juicios para distinguirlos de los acusados
G. Mestre

Tienen dificultades para distinguir entre testigos y acusados. Esta es la queja que al parecer han realizado algunos jueces y fiscales de los juzgados situados en Zaragoza y que ha incendiado los ánimos entre los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, porque el Comisario provincial recogió las solicitudes de la esfera judicial y pidió a los funcionarios a través de una difusión general (forma de comunicación interna) "muy poco acertada", según el Sindicato Unificado de Policía (SUP), que los agentes se presentaran a los juzgados "debidamente aseados y vestidos".

"El documento nos ha pillado por sorpresa, estamos todos los días en los juzgados y ningún compañero ha recibido nunca una queja sobre su forma de vestir", explica Gonzalo de Miguel, portavoz del SUP en Aragón, quien ha calificado la nota interna, fechada el 15 de septiembre, como un "desatino".

Firmada por el comisario jefe provincial de Zaragoza, la nota insta a los funcionarios policiales a que asistan a declarar a los juzgados "debidamente aseados y vestidos, en lo posible con chaqueta y corbata" tras las quejas llegadas a la Jefatura desde distintos juzgados "en el sentido de que titulares de estos y de la Fiscalía manifiestan la dificultad de distinguir entre testigos y acusados dada la similitud de vestimentas, pendientes, tatuajes... de unos y otros".

Una vez emitida, la comunicación no tardó en levantar ampollas entre los agentes. Primero, porque según explica el portavoz del SUP es “mentira” que los funcionarios acudan a las dependencias judiciales sin asear y mal vestidos y, en segundo término, por el tono de la difusión general.

"El malestar que generó esta comunicación del comisario provincial de Zaragoza fue rápidamente transmitido al Jefe Superior de Policía en Aragón, la máxima autoridad del Cuerpo en la Comunidad. Este admitió, según De Miguel, que la nota no era acertada y pidió disculpas. Además, se envió otro documento en el mismo sentido del primero pero con matizaciones, cuentan desde el SUP.

Así lo explican también fuentes del Cuerpo, que señalan que en esta se explicaba que lo que se pedía en la primera difusión general era "que se vistiera con decoro" e indican que no se ha tomado ninguna medida disciplinaria contra ningún agente por este asunto

Además de por los términos de la nota y porque consideran que las supuestas quejas de los jueces y fiscales no tienen fundamento, desde el SUP critican que en esta comunicación también se hace una interpretación muy subjetiva de lo que es la delincuencia y el buen vestir. 

"¿Todo el que lleve tatuajes y piercings es un delicuente?", se pregunta el portavoz del sindicato que apunta que le parece excesiva la recomendación de llevar traje y corbata ("lo mejor, por nuestro trabajo, es llevar un aspecto normal que no llame la atención", dice Gonzalo de Miguel) y valora que es imposible que jueces y fiscales confundan a un policía nacional que acude al juzgado como testigo con un delincuente porque los funcionarios siempre se identifican con su carné profesional, la llamada placa. 

Etiquetas