Zaragoza

El aeropuerto de Zaragoza se descuelga como opción para los viajeros

Un informe de la CNMC propone que absorba el tráfico de Pamplona y Logroño para mejorar la rentabilidad y la ordenación de los aeropuertos de la zona norte.

Mayor riesgo de infarto e ictus en personas que viven cerca de un aeropuerto
El aeropuerto de Zaragoza se descuelga como opción para los viajeros
Heraldo

Mientras el Gobierno ultima el plan para sacar a la venta el 49% de Aena, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha publicado un informe en el que analiza la actual situación del sector aeroportuario en España en el que avisa de la existencia de “zonas solapadas” debido a una red aérea sobredimensionada. Según las estimaciones de este organismo, realizadas en base a la nueva propuesta de la Comisión Europea para favorecer la competencia en el sector, en España el tráfico mínimo necesario para que un aeropuerto sea viable es de 500.000 pasajeros al año. Un umbral que el Aeropuerto de Zaragoza cruzó el año pasado al tocar fondo registrando tan solo 457.284 pasajeros después de varios años de caída en la oferta de vuelos turísticos.

Según la evaluación de la CNMC, el Aeropuerto de Zaragoza queda registrado como un aeropuerto regional “menor” (con menos de 700.000 pasajeros anuales) ubicado en una zona de competencia -la centro-norte- en la que hay otros 9 aeropuertos (Asturias, Santander, Bilbao, San Sebastián, Vitoria, Pamplona, Logroño, Burgos y León), en los que 3 de ellos acumulan el 85% del pasaje. Estos tres aeropuertos regionales de mayor tamaño son Bilbao (3,8 millones de pasajeros), Asturias (1 millón) y Santander (950.000), que pese a que también han reducido el número de pasajeros durante los últimos años, ninguno ha sufrido el desplome visto en la base zaragozana, que desde 2011 -cuando se superaron los 700.000- ha perdido casi un 40% de usuarios. 

Como resultado, de los 10 aeropuertos regionales que hay en la zona, solo Bilbao consiguió cerrar el año pasado con beneficios, acumulando el resto de centros unas deudas globales de más de 1.200 millones de euros. Un saco roto en el que, no obstante, el aeropuerto zaragozano participó el año pasado en menor medida después de que lograra reducir en un 35% las pérdidas con respecto al ejercicio de 2012, dejando sus números en rojos en 5 millones de euros.

Y es que, según señala la CNMC el problema no reside tanto en aeropuertos como el de Zaragoza o el de Vitoria –en los que el traslado de mercancías supone la actividad principal- sino en la existencia de numerosos pequeños aeropuertos que se solapan con otros que quedan a menos de entre 60 y 90 minutos en coche. Así, la Comisión propone al aeropuerto de Zaragoza como una alternativa a los de Pamplona y Logroño para así mejorar la eficiencia en una zona que concentra el 20% de los recursos de Aena pero que solo atiende al 6% de los pasajeros totales.

De este modo, el informe destaca que la gestión centralizada que realiza Aena en su red de aeropuertos y el marco legal vigente “han impedido que puedan realizarse actuaciones encaminadas a redimensionar la red a la vista de la reducción de tráfico de los últimos años, como el cierre y la reconversión” de algunos espacios, señalando también que, a pesar de que a partir de 2003 la construcción de aeropuertos se abrió a gestores independientes, el ente público ha seguido añadiendo al mapa hasta un total de 5 aeropuertos (entre ellos el de Huesca) que ahora cuentan con escasa o nula actividad.Aeropuertos a medio rendimiento

En el caso de Zaragoza, solo el transporte de mercancías ha mantenido 'estables' la cifras de Aena en la ciudad. En 2012 y 2013 el aeropuerto superó su récord por toneladas (71.661) después de que hace dos años el tráfico de bienes y productos aumentara un 46%, a la vez que el de pasajeros descendía un 26 por el cese de varios trayectos y la reducción de frecuencias de operadores como Ryanair, que en la actualidad copa más de 70% de los vuelos que despegan de la ciudad.

Este verano, como en los últimos años, los vuelos charter -programados bajo demanda- volverán a causar baja en Zaragoza, que solo aumentará sus salidas con los vuelos de Volotea a Ibiza y Mallorca y el refuerzo de las líneas de Ryanair y Air Europa hacia Canarias.

No en vano, entre los aeropuertos más importantes, el informe de la CNMC indica que pocos de ellos llegan a usar su capacidad total para el transporte turístico. En concreto, en la zona de influencia del aeropuerto de Zaragoza solo Bilbao destaca haciendo uso del 80% de sus recursos, un índice que en el caso del de la capital aragonesa se rebaja hasta el 40.

Así, la Comisión concluye recomendando una mayor “permisividad para la gestión individual de los aeropuertos para favorecer su mejor adaptación a las presiones competitivas”, en lugar de actual situación de monopolio de propiedad pública.

Etiquetas