Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La tabla de la Virgen de Tobed, protagonista en junio en el Museo del Prado

La obra se explica en los itinerarios didácticos del mes en el museo madrileño.

Imagen de la Virgen de Tobed
Imagen de la Virgen de Tobed

El Museo del Prado, dentro de los itinerarios didácticos que programa periódicamente para difundir el valor de las joyas de la historia del arte que atesora en sus fondos, analiza durante los fines de semana del mes de junio 'La Virgen de Tobed', panel central del retablo del altar mayor de la iglesia gótico-mudéjar de Santa María de la localidad de la Comarca de Calatayud.

Esta pieza pasó el año pasado a los fondos del Prado, al encontrarse dentro de la colección que la familia Várez Fisa donó a la institución madrileña, y fue entonces, al conocerse el paradero de la tabla, cuando desde el consistorio de la localidad se planteó su reclamación.

Ahora, esta soberbia pieza toma el protagonismo dentro de las actividades de dinamización del Prado, que desgranará los secretos de esta joya de la pintura medieval en Aragón. En el marco del programa 'Una obra. Un artista', los sábados a las 16.00 y 17.00 horas y los domingos a las 11.00 y 12.30 horas, se analizará la pieza en el mismo espacio en el que se expone -informa el museo en su web-, en la sala monográfica Varez Fisa, que acoge el conjunto de la donación.

Valor histórico

La tabla es obra de Jaume Serra, uno de los artistas cumbre del estilo italo-gótico, y cuyos trabajos se han documentado en Aragón y Cataluña entre 1358 y 1390. Se trata de una excelente representación de la iconografía de la virgen de la leche, en la que aparece María sobre fondo de oro amamantando a su hijo, que está sentado sobre su regazo. A los pies de la virgen y a menor tamaño, aparecen en actitud orante los donantes de la obra, Enrique II de Castilla y Juana Manuel con dos de sus hijos: el futuro rey Juan I de Castilla (1358-1390) y una de sus dos hijas, Juana o Leonor, según explica la ficha del museo.

Por tanto, la importancia de esta no obra no solo reside en la calidad artística de la compleja ejecución que caracterizó a la pintura gótica, sino también en el valor histórico que aporta la incorporación como donante al futuro Enrique II, el primer rey castellano de la dinastía Trastamara, que también reinaría en la corona de Aragón desde 1412.

Reclamación de la obra

Cuando en Tobed se conoció el paradero de la tabla se iniciaron los trámites para estudiar una posible reclamación por vía legal: "El abogado está estudiando ahora cómo se puede hacer la reclamación formal, si al Museo del Prado, al Fiscal o al juzgado directamente", explica el alcalde de Tobed, Juan Antonio Sánchez Quero, quien subraya la dificultad de avanzar en los trámites dada la escasez de documentos, si bien "hay algún indicio de que la tabla salió a principios del siglo pasado".

Sánchez Quero apunta que "siguen estudiando la fórmula para ver cómo lo pueden plantear", aunque reconoce que la prescripción de delito, en caso de que se hubiese incurrido en él, imposibilitaría que fructificase cualquier trámite, dado el tiempo transcurrido desde que la pieza salió de su lugar de origen.

Pero esta no es la única obra del municipio zaragozano en el Prado. La institución también atesora los laterales del retablo, un altar con 'Historias de la Magdalena', y su compañero, 'Historias de San Juan Bautista', obras ejecutadas también por la mano de Jaime Serra. Ambas fueron adquiridas por el museo al coleccionista José Bardolet en 1965. El consistorio estudia plantear la reclamación de las tres obras.

Sala Várez Fisa

La donación de la colección del catalán Varez Fisa al Prado, que abrió este litigio, es un conjunto de arte español compuesta por 12 obras que abarcan desde el periodo de 1200 a 1500. Se habilitó en una sala monográfica homónima de la familia benefactora, Sala Várez Fisa (antes sala 52 A), inaugurada el pasado mes de diciembre en un acto presidido por la reina Sofía, y donde puede admirarse la tabla central originaria de Tobed.

Además de este conjunto, la sala exhibe un 'Retablo de San Cristóbal', recibido en donación de la misma familia en 1970, la tabla adquirida por el Estado de Lluís Borrassà y otras cuatro tablas procedentes también de la colección de la familia, cedidas en depósito a largo plazo.

Para el Museo del Prado, la Sala Várez Fisa, situada en el recorrido de la pintura española del Románico al Renacimiento, "enriquece y complementa estilos y autores ya representados, y contribuye a paliar algunas de las carencias que tiene el Museo en esta parte de su colección de pintura y escultura españolas, particularmente con las relativas a la corona de Aragón".

Etiquetas