Despliega el menú
Zaragoza

Pablo Echenique: "Es hora de que certifiquemos la defunción del bipartidismo"

Podemos aboga por construir "una democracia real contra la austeridad impuesta".

Pablo Echenique, en imagen de archivo.
Pablo Echenique: "Es hora de que certifiquemos la defunción del bipartidismo"

Pablo Echenique-Robba (Rosario, Argentina, 1978) es físico y científico titular del CSIC, así como colaborador extraordinario en el departamento de Física Teórica de la Universidad de Zaragoza. Lleva más de 20 años afincado en la capital aragonesa y tiene un blog en el que habla de la discapacidad sin complejos ni miramientos. Ahora ocupa el quinto puesto en la lista de PODEMOS para las elecciones europeas.

¿Cómo entras en la política y con qué objetivo?

Como no tengo tele, no conocía a Pablo Iglesias hasta hace relativamente poco tiempo. En enero, lo descubro por Twitter y, como no puede ser de otro modo, me encanta lo que dice. Es un soplo de aire fresco escuchar a alguien diciendo la verdad y hablando de las cosas realmente importantes en los medios... para variar. Poco después de saber de su existencia, Pablo anuncia que va a encabezar el lanzamiento de Podemos y me convence completamente el planteamiento. A los pocos días, asisto a la presentación de Pablo y Miguel Urban en Zaragoza y me pongo a su disposición para lo que haga falta. Yo nunca he participado en política antes y, al menos al principio, necesito un poco de orientación. Desde estonces, todo ha sido muy rápido y muy ilusionante. Casi no me ha dado tiempo a pensar en lo que está pasando.

¿Por qué me meto en este lío? ¿Por qué estoy formando parte de una campaña agotadora y que nos está costando a todos esfuerzo y hasta dinero? La respuesta es muy clara: por responsabilidad. Yo, afortunadamente, aún vivo más o menos bien. Pero no se me escapa que en España hay actualmente una emergencia de derechos humanos. Las estadísticas son todas muy preocupantes. Baste mencionar dos: hay más de tres millones de personas viviendo con menos de 300 euros al mes; había la mitad antes de esto que algunos llaman crisis y que casi todo el mundo sabemos que es una estafa. Más de seis millones de personas están en paro; cuatro veces menos que antes de la estafa. En una situación como ésta, pienso que no hacer algo para cambiar las cosas es sencillamente una dejación de socorro y es por eso que he dado el paso.

¿Por qué eliges Podemos y no otra formación?

Por varios motivos. En primer lugar, porque coincidimos en el análisis: la población general esta sufriendo unos niveles de miseria y exclusión que van en aumento, mientras una casta político-económica corrupta e inmoral no sólo no sufre los efectos de la crisis, sino que, además, se aprovecha de la coyuntura para enriquecerse mientras aprieta la soga en el cuello de los de abajo. En segundo lugar, porque coincidimos en que la situación es de urgencia y que la gente que esta sufriendo tiene prisa; una prisa que Podemos hace suya moviéndose de manera rápida y audaz. Coherentemente con esto, Podemos no aspira a una porción del pastel electoral, a un gobierno de coalición o a un sillón calentito, sino que aspira a que las fuerzas anti-neoliberales acaben echando a la casta del gobierno.

Para conseguir semejante hazaña, animamos a superar diferencias irrelevantes, desconfianzas inútiles, rígidos dogmatismos o peticiones de carnet. Sabemos que la única manera de ser mayoría electoral es ser mayoría social; una mayoría amplia, diversa y multicolor. Como la sociedad misma, vaya. Finalmente, Podemos defiende y practica una democracia directa y real. Pensamos que, si no conseguimos instaurar un gobierno real de la gente, una victoria electoral supondría simplemente cambiar una oligarquía por otra diferentes y poco más. Todos estos puntos se hallan juntos en Podemos y ningún otro sitio a día de hoy, a mi juicio. Por eso, porque todos estos puntos son importantes para mí, es que estoy aquí y no en otro sitio.

¿Cómo es el militante y el votante potencial de vuestro partido?

El votante potencial es toda persona que no sea rica y no se aproveche de los demás para mantener sus privilegios. Desde jóvenes sin estudios y sin conciencia política hasta profesionales liberales o pequeños empresarios, pasando por todo lo que hay en medio. Pensamos que todas estas gentes vivirían mejor en un sistema en el que no haya élites extractivas desbocadas o que, al menos, estén apropiadamente embridadas. Supone una enorme contradicción que la gente normal seamos más capaces, más éticos y amplia mayoría, pero permitamos que una minoría incapaz e inmoral que no vive como nosotros y a la que no le importamos nada nos gobierne y nos robe. Por eso pensamos que no es ilógico aspirar a llegar a un 90% de la población y, a diferencia de los partidos del régimen, nosotros lo decimos en serio.

¿Puede perjudicaros el hecho de que en los últimos años hayan surgido varios partidos con un 'público objetivo' parecido?

Nadie es capaz de predecir con certeza qué es lo que va a decidir la gente en las urnas, pero lo cierto es que nosotros no estamos percibiendo que la existencia de otras fuerzas similares y amigas nos perjudique en absoluto, y desde luego tampoco se ve eso en las encuestas. Lo que vemos en los eventos, lo que nos dice la gente y lo que sacamos de nuestros propios análisis nos dice que la mayor parte la gente que se está decidiendo a votarnos viene de la abstención. Esto viene a sumar y difícilmente perjudica a nadie, del mismo modo que pensamos que la existencia de otros partidos tampoco nos perjudica. En cualquier caso, desde Podemos pensamos que las siglas y los partidos son sólo herramientas. No es una prioridad no "perjudicar" a otras siglas o que éstas no nos "perjudiquen" a nosotros. Más que el bienestar de las siglas, nos preocupa el bienestar de la gente.

La elaboración de vuestro programa electoral ha sido a través de participaciones ciudadanas. ¿Qué otros aspectos os diferencian de las demás formaciones?

A mí modo de ver y como comentaba, más que un punto concreto, nos diferencia el hecho de que reunimos una serie de puntos que no he visto juntos en ninguna otra parte: el reconocimiento de la urgencia de los que sufren, el aspirar a ganar la batalla y no a un tercer o cuarto puesto, la consecuente apelación a una mayoría amplia y diversa, sin carnets ni dogmatismos y, por supuesto, el protagonismo de la gente normal. Es verdad que algunos de estos puntos se hallan en otras formaciones, pero creo que ninguna los reúne todos. También es verdad que la democracia directa y el protagonismo de la gente, existiendo en otras formaciones, es muy potente y posiblemente único en Podemos. No sólo el programa para las europeas ha sido elaborado por todo el mundo que ha querido participar, sino que la lista electoral ha sido configurada también de un modo extraordinariamente democrático: cualquier persona podía presentarse a las primarias y así lo hicieron 145 ciudadanos libremente. Cualquier persona podía votar en las primarias y así lo hicieron 33.000 almas, batiendo todos los records que existían con anterioridad. El resultado: una fotografía de la sociedad, de la gente normal, una muestra representativa del pueblo. Nada que ver con las listas de los partidos del régimen. Tampoco quiero dejar de mencionar los más de 300 círculos, grupos espontáneamente formados por la gente en toda España y también en el extranjero, que son un ejemplo de trabajo, de organización y de ilusión y son no sólo la base sino en gran medida también el futuro de la formación.

¿Os plantearíais pactar con otras formaciones, especialmente de izquierdas?

Más que pactar, lo que Podemos quiere es la unión, la confluencia, y no sólo de los partidos, sino también de los movimientos sociales y de la gente normal en general. Pensamos que con una sopa de siglas no basta para ganar, aunque sí que sería una parte importante de la formación de un frente común contra el expolio desbocado de lo público a la que se han lanzado los piratas del capitalismo español y europeo. Podemos ya se ha reunido con varias formaciones amigas, como IU, EQUO o el Partido X y, aunque por tiempos y funcionamientos interno, aún no se ha podido confluir, nosotros lo seguiremos intentando y confiamos en que lo conseguiremos. La gente no entiende que formaciones con un programa tan similar no se junten y la gente tiene razón. Por eso Podemos nació como un llamamiento a la unión, algo que no muchas organizaciones pueden decir, y la confluencia está en nuestro ADN.

De llegar al parlamento europeo, ¿cuáles serían vuestras principales propuestas?

Nuestro programa colaborativo es bastante extenso y no es fácil decir cuáles son las propuestas principales. Quizás, corriendo el riesgo de dejarme algún punto importante, algunas de las líneas pasarían por construir una democracia real contra la austeridad impuesta y la violación de derechos y libertades, así como revocar el artículo 135 de la Constitución y auditar la deuda: lo ilegítimo no se paga. Apostamos por controlar de forma democrática los bancos y el movimiento de capitales, defender unas condiciones laborales y pensiones dignas, una fiscalidad progresiva, y el reparto equitativo del trabajo, así como garantizar el derecho a una vivienda digna, impulsando alquileres sociales y paralizando desahucios.

Otro punto importante sería recuperar la gestión democrática de los servicios públicos: educación, sanidad, justicia, energía, información y cultura, entre otros. También defender el derecho de la mujer sobre su cuerpo y la libertad de orientación sexual. Construir una economía al servicio de las personas, lograr el equilibrio ecológico y la soberanía sobre los recursos básicos y derogar la ley de extranjería, en defensa de los derechos de ciudadanía serían otras de nuestras apuestas.

El sondeo del CIS os da un escaño ¿Cuál es vuestro objetivo de cara a las europeas?

Lo bueno de que el CIS nos dé ya un escaño es que muchos medios de comunicación ya no pueden mantener el silencio deliberado sobre nosotros y la presentadora del telediario está casi obligada a decir Podemos. No obstante, nosotros pensamos que nuestro resultado electoral será mucho mejor que el que auguran las encuestas. Por un lado, cada encuesta que sale, la publique quien la publique, nos da más votos que la anterior. Nuestra progresión ascendente es vertiginosa y nada parece indicar que no vayamos a seguir subiendo hasta el último minuto. Por otro lado, no está nada claro que los modelos que se usan para convertir la intención directa de voto (lo que de hecho contesta la gente) en la predicción final del resultado funcionen muy bien en un momento de cambio abrupto en las preferencias electorales de la gente como el que estamos viviendo. Esta cocina nos está perjudicando y no nos la creemos mucho. Finalmente, el partido no se juega hasta el 25 de mayo y las urnas están abiertas. Nosotros vamos a por todas, digan lo que digan las encuestas.

¿Y el objetivo a medio y largo plazo?

El objetivo a medio y largo plazo es formar un frente común de los partidos anti-neoliberales, los movimientos sociales y la gente decente en general para poder echar a la casta político-económica de esos sillones de poder que piensan que son de su propiedad y desde los cuales vacían de recursos, de dignidad y de derechos las vidas de la inmensa mayoría mientras benefician a una minoría.

¿Cuál es la hoja de ruta en Aragón?

La hoja de ruta en Aragón tendrá que ser fijada en asamblea por los círculos de la comunidad autónoma. A mi entender, pasa por ver qué resultado obtenemos en las europeas del 25 de mayo y sentarnos después a negociar con los partidos y los movimientos sociales con el claro objetivo de dar la campanada en las autonómicas y municipales de 2015. Es hora de que certifiquemos de una vez la defunción definitiva del bipartidismo del régimen y que lo hagamos cuanto antes. No Podemos permitir que sigan sembrando miseria y exclusión en esta tierra.

Etiquetas