Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza Limpia recogió más de 40.000 kilos de pilas usadas en 2013

El Ayuntamiento Zaragozano ofrece más de un centenar de puntos de recogida en la ciudad.

Pilas usadas
Pilas usadas

En 2013 el Ayuntamiento de Zaragoza recolectó más de 40.500 kilos de pilas portátiles usadas a través de su servicio de Zaragoza Limpia. Estos datos reflejan un aumento del 7% con respecto a las cifras de 2012 cuando se reciclaron 37.600 según ha informado el Consistorio Zaragozano.

El Ayuntamiento dispone de varios puntos de recogida gratuita en Zaragoza repartidos entre las alcaldías de barrio (16 contenedores), las Juntas de Distrito (20), los mupis o marquesinas que forman parte del mobiliario urbano (60), los edificios municipales y los Puntos Limpios y comercios colaboradores, en total más de un centenar de contenedores en la capital aragonesa.

Este servicio municipal nació hace 20 años de manera voluntaria según informan fuentes del Ayuntamiento. Con la aprobación de la Directiva 2008/98 para la gestión de residuos en el Parlamento Europeo, Aragón amplió el servicio a toda la provincia a través de la denominada Recogida Selectiva del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, que según los últimos datos recogidos, en 2012 recolectó 110 toneladas de pilas usadas en unos 1.900 contenedores repartidos en 641 municipio, lo que se corresponde con 81,5 gramos por habitante.

Estos datos indican un descenso del 26% frente a los registrados en 2011, cando se recogieron 150 toneladas, sin embargo, supuso un aumento del 45% respecto a 2010. Estas oscilaciones de datos podrían deberse a la tendencia cambiante de los usuarios según los puntos de recogida por los que se decanten. Además, según aseguran fuentes del Consistorio, en los últimos años ha aumentado el uso de pilas recargables y baterías, que modifica de manera susceptible estas cifras.

También en 2008 aparecen los denominados Sistemas Integrados de Gestión (SIG), es decir, empresas que establecen redes de recogida de manera complementaria a los entes locales. En concreto, la DGA posee convenio con dos entidades autorizadas: Ecopilas desde 2011 y la European Recycling Platform desde 2012.

¿Qué pasa con las pilas?

Una vez recolectadas, las pilas son enviadas a plantas de clasificación de baterías y es allí donde se procede a su clasificación según si son pilas de botón o cilíndricas. Seguidamente se separan por su composición química para pasar al último paso, la transformación.

Actualmente en España el proceso más habitual, así como el más efectivo según han explicado fuentes de Ecopilas, es el fundido en horno realizado en la industria siderúrgica, con el que se aprovecha hasta el 75% de los componentes de modo sostenible. De este proceso final salen cuatro materiales: acero, zinc, carbón y la denominada escoria, comúnmente utilizada para la construcción de carreteras.

Etiquetas