Despliega el menú
Zaragoza

Tauste emprende un plan para mejorar las condiciones de vida de sus mayores

Un estudio recoge las sugerencias de las personas de más edad y su entorno.

Hacer de Tauste una población amigable con los mayores echando vida a los años y no años a la vida. Es el objetivo de un estudio que se ha llevado a cabo entre los taustanos de mayor edad con la finalidad de alentar el envejecimiento activo mediante la optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad mejorando la calidad de vida de las personas a medida que envejecen.

El estudio, impulsado por la Agencia de Planeamiento y Desarrollo Municipal de la Diputación de Zaragoza y hecho por la consultora Bunbury & Asociados, se ha desarrollado mediante un trabajo de campo basado en reuniones con distintos colectivos del tejido social tanto en Tauste como en sus dos barrios rurales, Sancho Abarca y Santa Engracia.

Ha incluido un trabajo de investigación previo así como el diseño de propuestas y de un plan de acción para corregir las deficiencias que se han detectado. Es la primera ocasión en que un estudio de estas características se traslada al medio rural.

El análisis se llevó a cabo a través de cuatro grupos integrados por personas mayores, cuidadores, otro por técnicos municipales relacionados con ancianos y un cuarto con representantes de asociaciones y organizaciones.

El alcalde de Tauste, Miguel Ángel Francés, valora positivamente el trabajo realizado y adelanta que «servirá como una hoja de ruta para ir incluyendo las peticiones de los vecinos en nuestro presupuesto en la medida de que la disponibilidad económica lo haga posible».

Gran experiencia

El proyecto ha considerado la opinión de los mayores «comenzando por la experiencia vivida y qué podría hacerse para mejorar la adaptación de Tauste a las necesidades de estas personas», explicó. Estas valoraciones «se combinan con la experiencia de los técnicos municipales, cuidadores y asociaciones para tener una visión más completa de las facilidades y dificultades de las personas con más edad», añadió el edil.

Se han tenido en cuenta cinco grandes áreas de estudio. Las tres primeras se refieren a espacios al aire libre y edificios, transporte y vivienda. Se completa con el entorno social, la cultura y la participación.

Como en otros cascos urbanos históricos, las calles de Tauste son estrechas y sus aceras también por lo que complican el paso a sillas de ruedas y carritos de bebé. Los mayores opinan que la dificultad aumenta cuando las terrazas de bares impiden el paso o los coches aparcan sobre la acera. También los desniveles de las entradas de garaje obstaculizan el paso por las aceras.

Iluminación pública

En el estudio tampoco aprueba la iluminación pública. Los mayores consideran que es demasiado tenue y en la Plaza de España, insuficiente. Otro de los aspectos en los que coinciden es en reclamar mejoras en el uso ciudadano de los contenedores de basuras y mejorar el servicio de recogida.

En general piensan que las zonas verdes son suficientes y las valoran positivamente aunque les preocupa el vandalismo. Demandan, además, un mayor número de zonas con equipamiento para el ejercicio físico de mayores y recorridos adecuados para pasear. En materia de transporte, reconocen que el coche se utiliza demasiado y reclaman la adecuación de horarios y paradas del transporte público hasta el hospital de Ejea y la puesta en marcha de un sistema adaptado a demanda.

Los mayores valoran positivamente la oferta cultural y deportiva con la que se cuenta pero piden mejoras en el uso de la biblioteca pública. Tauste cuenta con más de cuarenta asociaciones por lo que la participación social es uno de los aspectos mejor valorados en el estudio.

En cuanto a los vecinos de los barrios de Sancho Abarca y Santa Engracia, la renovación del mobiliario urbano, la limpieza en las áreas de pinares o contar con el servicio de ayuda a domicilio son algunas de sus reivindicaciones

Etiquetas