Despliega el menú
Zaragoza

El Ayuntamiento de Used solicitará que el palacio barroco sea declarado BIC

El inmueble quedó sin terminar en el s. XVIII y presenta un estado de importante deterioro.

La Dirección General de Patrimonio ha emprendido el proceso para catalogar el palacio barroco de Used, un edificio que se quedó sin terminar en el siglo XVIII y para el que el Ayuntamiento de este pueblo del Campo de Daroca había solicitado protección al Gobierno de Aragón. Ahora se ha abierto el periodo de información pública previo a su declaración como Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés, y durante un mes podrán presentarse alegaciones. La Ley del Patrimonio Cultural Aragonés contempla tres fórmulas para proteger los bienes: de Interés Cultural (BIC), Catalogados e Inventariados. La elegida para este edificio define los inmuebles que «pese a su significación e importancia, no cumplen las condiciones propias de los Bienes de Interés Cultural –la máxima categoría–». Carmen Sánchez, alcaldesa de Used, afirma estar satisfecha por que se haya incoado este expediente, pero considera que «este palacio es muy importante como para ser simplemente Bien Catalogado». Por eso el Consistorio presentará alegaciones, «argumentando la importancia histórica y patrimonial». Sánchez confía en que esas consideraciones sean tenidas en cuenta por Patrimonio y finalmente sea declarado BIC.

El proceso ahora abierto deberá resolverse en un tiempo máximo de 18 meses y conlleva la delimitación del bien, así como la aplicación de unas medidas de tutela. Por unanimidad, el pleno municipal solicitó la protección de este palacio, que hasta hace poco no se había tenido en cuenta en los estudios de arquitectura del barroco, ni en Aragón ni en España. Es, sin embargo, «una obra de gran singularidad en el marco aragonés, y especialmente en la provincia de Zaragoza, ya que son muy escasos lo edificios civiles construidos íntegramente en piedra sillar», indica la resolución de la Dirección General de Patrimonio.

Alberto Sánchez, un joven arquitecto de Used, eligió este edificio para estudiarlo en su proyecto de fin de carrera, y su investigación ha revelado que esta construcción era lo primero que se veía al entrar en Aragón por el Camino Real de Madrid, Zaragoza y Barcelona. Eso pudo llevar a su propietario a querer hacer una gran obra con piedra sillar y caliza de las canteras próximas a la laguna de La Zaida. Tan rica debió empezarla que vio agotados los recursos económicos cuando tan solo se había levantado el primer piso. Como el palacio no se terminó, no fue considerado como tal en los estudios de arquitectura, ni se llegó a comparar con el de Morata de Jalón y el de Villafranca del Ebro, dos importantes ejemplos del barroco aragonés. Con el paso de los siglos, el de Used ha sufrido transformaciones como la demolición de una esquina entre 1979 y 1980.

Con su protección se quieren evitar nuevas intervenciones que causen afecciones. «Que sea BIC favorece a los propietarios –dice la alcaldesa-, porque en obras que realicen podrían acceder a subvenciones, y estarían exentos de pagar el IBI». También el Ayuntamiento podría solicitar ayudas para adquirir y acometer la consolidación y restauración de una parte que se encuentra en muy mal estado.

El inmueble está dividido en seis propiedades con usos diferentes. Hay viviendas para periodos vacacionales, otras sin uso, una nave agroindustrial y un almacén de maquinaria agrícola. «Creemos que es un palacio perdido, por eso debemos de ponerlo en valor», opina la primera edil de Used. Esta es la razón que ha movido al Ayuntamiento a solicitar a Patrimonio que incremente el grado de protección previsto.

El palacio está ubicado en la plaza de la Obra, nombre que hace referencia a la situación de esta construcción inconclusa.

Etiquetas