Zaragoza

Zaragoza

25 años de reivindicaciones vecinales en Zaragoza

La Unión Vecinal Cesaragusta celebra sus bodas de plata, solicitando mejoras para mantener una ciudad "que se está deteriorando".

Desperfectos en la Avenida Valencia

Fue en 1988 cuando un grupo de diez asociaciones vecinales de Zaragoza decidieron unir sus fuerzas para conseguir una ciudad mejor. Un objetivo que, 25 años después, y con una veintena más de colectivos asociados a la agrupación que entonces denominaron Unión Vecinal Cesaraugusta, se ha conseguido “pero solo a medias”. 

“Somos conscientes de que el actual momento económico no es el más indicado para realizar grandes inversiones, pero resulta totalmente necesario hacer mejoras en una ciudad, Zaragoza, que se está deteriorando mucho”, apunta Manuel Ortiz, presidente de la agrupación.Las demandas

Una cuestión que hace tan solo unos días, los representantes de la unión vecinal trasladaron al alcalde, Juan Alberto Belloch, en un dossier en el que también se incluyeron otras tantas reivindicaciones de los colectivos que forman la agrupación. “Contamos con la participación de asociaciones de todos los barrios, incluso de los rurales. Cada una de ellas tiene sus propias demandas, como es el caso de la reivindicación histórica de un centro de mayores en el distrito Universidad, la petición de un acuerdo en Ayuntamiento y DGA que solicita la entidad La Aljafería, de La Almozara, para que el Parque Deportivo Ebro se convierta en una zona deportiva para uso de los vecinos del barrio o la creación de una escuela infantil en la zona sur del Actur, que pide la asociación de Kassan”, enumera Ortiz.

“Además, en el dossier entregado al alcalde también hemos hecho hincapié en otras consideraciones que estimamos son totalmente necesarias. Es el caso del aumento de la partida destinada a la operación asfalto, la necesidad de eliminar las barreras arquitectónicas en la ciudad, la remodelación de las avenidas de Navarra y de Valencia, o el mantenimiento y cuidado de las zonas verdes y el arbolado”, comenta el presidente de la Unión Vecinal Cesaraugusta.

“Nuestra labor pasa por representar a las entidades asociadas. Lo hacemos lo mejor que podemos, asistiendo a las comisiones y consejos de la ciudad, y, en la medida de lo posible, realizando un proceso de acercamiento con las distintas entidades municipales”, dice Ortiz.

“Perseguimos el bienestar vecinal desde hace 25 años y nuestro fin es seguir creciendo con Zaragoza desde la participación y el diálogo”, concluye Manuel Ortiz.

Etiquetas