Zaragoza

Mercadillo medieval en Zaragoza

Combates de caballeros o delicias medievales en el mercado de las tres culturas

De los 150 puestos, 19 corresponden a jaimas y tabernas y el resto, 131, a artesanos.

Uno de los puestos de comida del mercado
Combates de caballeros o danzas de oriente en el mercado de las tres culturas
P. P.

"¡Como Águila Roja!", comentaba un niño a su padre este viernes al ver a varios 'guerreros cristianos' disfrazados en la plaza del Pilar de Zaragoza. Rodeados de antiguas espadas y tiendas de tela, los caballeros terminaban de vestirse de época en el ficticio campamento allí instalado ante la atenta mirada de los más pequeños. 

A su alrededor, el olor a queso se mezclaba con el calor procedente de las tabernas y el colorido de los puestos de juguetes y collares. El Casco Histórico de Zaragoza vivió este viernes un buen arranque del Mercado Medieval de las Tres Culturas, una cita anual en la que árabes, judíos y cristianos ocupan las calles del barrio antiguo durante todo un fin de semana.

Mayores y pequeños podrán deleitarse hasta el domingo por la noche de las especialidades de cada uno de los 150 puestos con conforman este año el mercado. Volver a probar los enormes bizcochos que solo se encuentran en este tipo de citas y disfrutar de los múltiples talleres para niños. 

Las distintas zonas

El Mercado Medieval de la capital aragonesa revive las tres culturas cuando convivían árabes, judíos y cristianos y los 150 puestos se distribuyen por las tres zonas del Casco Histórico y este año, además, se extiende a la Plaza del Pilar de Zaragoza. 

La zona judía se localiza en la calle de Palafox y el Arco del Deán, mientras que el zoco árabe se ubica en el entorno del Balcón de San Lázaro. La zona cristiana, en los espacios de la Plaza San Bruno, La Seo y la trasera de La Lonja, además de la calle Don Jaime y este año, como novedad, llega también a la Plaza del Pilar, junto a la fuente de Goya.

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, inauguró este viernes el Mercado, que se incluye dentro de la programación de los Festivales del Ebro, y durante su visita ejerció de cetrero y un halcón se posó en su brazo.

De los 150 puestos, 19 corresponden a jaimas y tabernas y el resto, 131, a artesanos.

A lo largo de los 650 metros lineales de este Mercado Medieval se puede participar en 11 talleres demostrativos, que realizarán hasta 70 actividades distintas en 130 pases.

Los ciudadanos se pueden acercar al Mercado Medieval en horario de 11.00 a 00.00 hasta el domingo y adquirir productos de los puestos artesanos, participar en talleres o disfrutar de una programación cultural que incluye combate de caballeros, danzas tribales de oriente, dulzaineros del Bajó Aragón, encantadores de serpientes, pasacalles y prácticas de cetrería.

Tortura

A lo largo de los tres días de Mercado se puede contemplar la exposición singular 'Instrumentos de Tortura y Máquinas de Pena Capital', en el Puente de Piedra. Además, se realizarán visitas teatralizadas en las que se revivirá la faceta más cruel de la historia.

Otra novedad de esta edición es la recreación del Compromiso de Caspe. Firmado en 1412, fue un pacto establecido entre los representantes de los reinos de Aragón, Valencia y el Principado de Cataluña con el fin de elegir un sucesor al trono de la Corona de Aragón.

Este hecho tan singular se escenificará con pasacalles en el que participarán distintas asociaciones caspolinas para recrear este pacto histórico.

Etiquetas