Despliega el menú
Zaragoza

Caso Cordón

El enfrentamiento entre Silva Sande y Arenas permitió reabrir el caso Cordón

El juez Bermúdez interroga este lunes a la dueña de la casa de Lyon donde se retuvo al empresario. Silva Sande ha sido trasladado a Francia para buscar la fosa.

Lugar del bosque del Mont Ventoux donde se marcó la zona en la que se cavó la fosa de Cordón.
El enfrentamiento entre Silva Sande y Arenas permitió reabrir el caso Cordón
HA

Fernando Silva Sande ha cambiado durante un mes la prisión de Soto de Real por varias penitenciarias francesas para proseguir la investigación del secuestro de Publio Cordón. Esta semana marcó el zulo en un bosque al noroeste de París, en la localidad de Saint Germain en Laye, y dos pisos francos en la capital francesa, en los que se fabricaban explosivos y se guardaban los 400 millones de pesetas que pagó la familia del empresario el 9 de agosto de 1995.

«No va de viaje de placer, sino que permanece en un centro penitenciario y siempre va custodiado. Está allí para colaborar con la Justicia», señala su abogada, Natalia Crespo. «Lo hace por conciencia y dignidad, porque es un terrorista que se ha arrepentido». Esta semana, el grupo especializado en los Grapo de la Guardia Civil y la Gendarmería francesa podrían trasladar a Silva Sande al sur de Francia. Primero podría acudir a Lyon, donde el juez Javier Gómez Bermúdez tomará declaración a Antoine Martínez, la dueña de la casa del barrio de Bron, en la que fue secuestrado Cordón.

Posteriormente, Silva Sande hará el mismo viaje que hizo en su día -según su propia declaración- junto a José Ramón Teijelo, con el secuestrado ya muerto en el coche y un pico para cavar la fosa. Recorrerá los 250 kilómetros que separan Lyon de Mont Ventoux, en la Provenza, para volver a marcar el lugar que recordó en septiembre de 2008, en la Audiencia Nacional. Desde entonces, ya ha viajado tres veces a Francia para colaborar con la Guardia Civil.

Estos episodios previos son el preludio de la llegada del geofísico Luis Avial al Mont Ventoux con el gradiómetro de protones para localizar el cuerpo de Cordón, enterrado en agosto de 1995. Avial ya ha utilizado esta técnica en otras búsquedas como las que hizo en fosas de la guerra civil en Rubielos de Mora, en Teruel.

El exgrapo Fernando Silva Sande cayó en París en noviembre de 2000 junto a Manuel Pérez Martínez, 'camarada Arenas', y otros cinco miembros de la cúpula de la banda terrorista. Entonces, Silva integraba el Comando Operativo de los Grapo y Arenas era el máximo dirigente de la banda y secretario general del PCE (r). Esa sintonía ideológica (Arenas asumió en un juicio en la Audiencia Nacional que no tenía poder orgánico sobre los Grapo, pero «asumía todas y cada una de las acciones de la guerrilla») ha desaparecido. «El enfrentamiento entre Silva y Arenas supuso la reapertura de la investigación del secuestro de Cordón. Teníamos que aprovechar esa situación», reconoce un antiguo oficial del grupo de los Grapo de la Guardia Civil.

Más información en la edición impresa de HERALDO DE ARAGÓN

Etiquetas