Despliega el menú
Zaragoza

Desde 2008

La educación a distancia gana más de un millar de universitarios en Aragón

El número de estudiantes matriculados en los tres centros aragoneses de la UNED ha aumentado un 20% en los últimos cuatro cursos. También ganan alumnos los programas a distancia de FP y Bachillerato y numerosas plataformas ofrecen todo tipo de cursos a través de Internet.

Una de las salas de la UNED de Barbastro
La educación a distancia gana más de un millar de universitarios en Aragón
UNA DE LAS SALAS DE LA UNED EN BARBASTRO

Cuando el 22,36% de los aragoneses están en el paro y más de la mitad de los jóvenes de Aragón que se encuentran activos -el 50,29%- no encuentran trabajo, volver a estudiar es una de las opciones más factibles. Y, cuando la situación económica tampoco permite pagar desplazamientos o alojamiento en otra ciudad, la educación a distancia se convierte en la mejor aliada para miles de aragoneses que han decidido continuar formándose para aumentar sus opciones de encontrar un empleo, reciclarse en el mercado laboral o simplemente, no formar parte del cada vez más nutrido colectivo de personas que ni estudian ni trabajan.

Desde el curso 2008/09, el número de aragoneses matriculados en formación universitaria a distancia ha aumentado más de un 20% y los tres centros -Calatayud, Barbastro y Teruel- de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) de la Comunidad han ganado más de un millar de alumnos. Los datos del Instituto Aragonés de Estadística indican que hace cuatro cursos había 5.283 estudiantes universitarios a distancia, mientras que este curso ya superan los 6.400, según cifras proporcionadas por la propia UNED, y rozarían los 7.000 si también se tiene en cuenta a aquellos que realizan cursos de acceso a la Universidad.

“Es innegable que se está produciendo un gran aumento del número de estudiantes. Hace dos años teníamos 1.200 alumnos y ahora superamos los 1.700”, asegura Carlos Gómez Mur, director del centro de Barbastro y sus extensiones en Fraga y Sabiñánigo. “Lo atribuimos a la situación económica, que ha empujado a mucha gente que ya había acabado sus estudios a retomarlos”, explica Gómez Mur, quien también cree que se mantiene el perfil tradicional, formado por trabajadores que quieren completar su formación mientras mantienen su empleo e incluso estudiantes que cursan a distancia una segunda carrera.

Pero, además de aquellos que han vuelto a la Universidad porque no encuentran trabajo, también los hay quienes deciden estudiar a distancia para ahorrar gastos. “Antes, la gente se desplazaba de los pueblos a las capitales de provincia para poder hacer la carrera que querían, o incluso de unas ciudades a otras si en las suyas no tenían lo que buscaban, pero eso suponía unos costes que ahora no muchos se pueden permitir”, indica el director de la UNED en Barbastro: “Nuestros estudios están muy bien valorados y los alumnos cada vez tienen más posibilidades. Las nuevas tecnologías nos han abierto nuevas puertas que permiten mejorar la educación, como tutorías personalizadas a través de plataformas virtuales o materiales especiales que distribuimos a través de la red”.

También han aumentado los jóvenes aragoneses que se han marchado al extranjero y han encontrado en la UNED la mejor forma de continuar estudiando desde otros países. “Es una opción que también se está extendiendo, pues se pueden realizar los exámenes desde muchos centros distribuidos por casi todo el mundo”, dice Gómez. De hecho, la UNED cuenta con 12 centros en Europa, África y América y otras cuatro ciudades donde solo se hacen exámenes.

Además de la oferta de la UNED, tanto la Universidad de Zaragoza como la Universidad San Jorge ofrecen algunos estudios a distancia, y numerosas entidades de formación privadas ya cuentan o incluso se han especializado en módulos formativos online.

Los estudios no universitarios, también a distancia

Pero el aumento del número de aragoneses que estudian a distancia no solo ha aumentado en el ámbito universitario, y cada vez son más los que optan por este modelo para cursar estudios de Formación Profesional o incluso Bachillerato y Secundaria. Según el Gobierno de Aragón, este curso hay más de 4.600 alumnos matriculados en cursos de enseñanzas no universitarias que se imparten a distancia, una opción que cada vez cuenta con más oferta en la Comunidad.

El número de estudiantes matriculados en grados de FP a distancia, por ejemplo, ha aumentado casi un 20% en un solo año y ya hay 1.554 alumnos -257 más que el año anterior- que realizan este tipo de formación en más de una decena de centros aragoneses. También se han incrementado, aunque algo menos -un 7%- los de Bachillerato, ciclo que ya cursan a distancia 1.663, un centenar más que el curso anterior, mientras que se mantiene el número de estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) para adultos, unos 1.400.

Formación para todos en Internet

Además de la educación formal -la que conduce a un título oficial-, la formación no formal ha crecido exponencialmente gracias a Internet y las numerosas plataformas que ofrecen cursos de todo tipo a través de la red, como Udemy, Coursera y Lynda -en inglés- o Floqq -en español-. Aunque en estas páginas se puede encontrar de casi todo, algunas de ellas ofrecen de forma gratuita interesantes cursos de grandes universidades de todo el mundo, desde Stanford a Columbia pasando por Melbourne o Toronto.

Incluso laUniversidad de Zaragozase ha lanzado a abrir sus puertas al mundo y, junto a la Universidad Politécnica de Madrid, imparte un curso de 'Software libre y conocimiento en abierto' a través de Internet.

Etiquetas