Despliega el menú
Zaragoza

Residencias de mayores

UGT exige una negociación sobre la residencia de Movera

Solicitan que el traslado mientras se realizan obras de adecuación en las instalaciones no solo sea de usuarios, sino también del personal.

Protesta ante el cierre de la Residencia de Movera.
Protesta ciudadana ante el posible cierre de la Residencia de Movera.
A. TORRES

UGT ha reclamado que se abra una negociación sobre la residencia de mayores de Movera para que el traslado mientras se realizan obras de adecuación en las instalaciones no solo sea de usuarios, sino también del personal que los atiende.

El consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, anunció en el pleno de las Cortes en respuesta a una pregunta parlamentaria que los usuarios de la residencia de ancianos de Movera serán trasladados a la de Utebo, todavía sin abrir, por lo que UGT exige que se abra una negociación para trasladar también al personal.

El sindicato recuerda en un comunicado que durante meses han proliferado los "rumores" acerca del cierre de la residencia de Movera, lo que ha provocado la inquietud de los trabajadores y su movilización ante la amenaza de la pérdida de puestos de trabajo en los servicios sociales del Gobierno de Aragón.

Según UGT, en las reuniones que promovió con la gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales y con el consejero de Sanidad sólo plantearon "dudas" acerca de la viabilidad del edificio de Movera como residencia de ancianos debido a deficiencias técnicas, todo ello sujeto a los pertinentes informes técnicos.

También se apuntó como hipótesis, en el caso de ser necesarias reformas en el edificio, la posibilidad del traslado de los residentes a la nueva residencia de Utebo, "que el Departamento de Sanidad pretende ceder a la gestión privada", añade UGT.

Ante estos planteamientos, UGT apostó por el traslado completo de la residencia de Movera a Utebo, incluido el personal dedicado al cuidado de los residentes por el mantenimiento del empleo público, ya que de realizarse únicamente el traslado de los residentes se perderían 125 puestos de trabajo en el conjunto del IASS y de la DGA.

También por el menor coste para la administración, puesto que el único gasto en que se incurriría sería el del traslado, sin que fuera necesario abonar a una empresa privada el coste de la gestión de la nueva residencia, y por el bienestar de los residentes, que pese al trastorno que de por sí supone el traslado físico "no sufrirían además el coste de la pérdida de relaciones humanas con sus cuidadores habituales".

A juicio de UGT, si el traslado no incluye a los trabajadores el Gobierno de Aragón "estará demostrando que sólo busca el beneficio de una empresa privada mientras permite que se produzcan perjuicios para sus propios trabajadores, para los usuarios y para la Hacienda de la Comunidad".

UGT anuncia que llamará a la movilización para impedir que se produzca "la más descarada privatización de cuantas hasta ahora ha llevado a cabo el Gobierno de Aragón".

Etiquetas