Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Aragón

Tres mancomunidades se han disuelto este año a la espera de la nueva ley de Régimen Local

El nuevo texto, aún a debate, pretende suprimir este nivel administrativo. Algunas llevan hasta 20 años sin actividad.

Gestión de aguas de la Mancomunidad de Monegros
Tres mancomunidades se han disuelto este año a la espera de la nueva ley de Régimen Local

Tres mancomunidades aragonesas han sido suprimidas en lo que va de año, las primeras desde que comenzó a debatirse la nueva ley de Bases de Régimen Local, que en un principio planteaba eliminar por completo este nivel administrativo.

Sin embargo, y a falta de la aprobación del texto final, la intención actual es que desaparezcan aquellas que resulten deficitarias, así como las que no justifiquen anualmente sus cuentas.

En Aragón existen, en la actualidad, 45 mancomunidades. Cada una con unas funciones diferentes, dependiendo de las necesidades de las localidades que las conformen, aunque la mayor parte se dedican a la gestión intermunicipal del abastecimiento del agua. En total han llegado a existir 97 diferentes en la Comunidad, pero muchas desaparecieron o dejaron de estar activas tras la entrada en juego de las comarcas, que asumieron muchas de sus funciones.

Inactivas durante décadas

Las tres mancomunidades suprimidas en lo que va de 2013 tienen una cosa en común: llevaban varios años sin registrar ningún tipo de actividad. La Mancomunidad Turística de Javalambre, que englobaba ocho localidades turolenses, ha estado inactiva desde 1988. Estos mismos pueblos se agrupaban en la Mancomunidad de Servicios de Javalambre, que no realizaba actividad alguna desde 2008.

La tercera mancomunidad eliminada en lo que va de año es la que agrupaba a Jaca y Sabiñánigo, disuelta a instancias del consistorio jacetano. Esta administración nació a finales de 1981 para crear una empresa pública que se encargase de distribuir el gas, coordinar actividades culturales y deportivas, implantar la Formación Profesional, administrar los mataderos municipales y gestionar los residuos y otros servicios municipales. Cesó su actividad en 1985 y desde entonces se mantuvo en un estado de letargo.

"No eran operativas"

"Se han cerrado porque no eran operativas y llevaban muchos años sin funcionar. Simplemente se dejó que las comarcas asumieran sus competencias", explica Manuel Lázaro, alcalde de Manzanera, municipio que integraba las dos mancomunidades de Javalambre. "Los servicios que en su momento prestaban pasaron a depender de la Comarca y de los ayuntamientos".

El edil subraya que "hacía ya muchos años que nadie aportaba los fondos presupuestados, ni ayuntamientos ni diputación, por lo que se tomó la decisión de liquidar las cuentas y disolverlas". "Ni la una ni la otra tenían en la actualidad sedes propias ni personal, ni estaban generando ningún tipo de gasto", recalca el alcalde.

Etiquetas