Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

Convocan paros parciales en abril en las instalaciones deportivas municipales

El sindicato CGT denuncia que la mala praxis de determinados mandos intermedios ha generado bajas laborales por crisis de ansiedad.

Los trabajadores de las instalaciones deportivas municipales pertenecientes al sindicato CGT han convocado paros parciales para protestar por la supuesta mala praxis de determinados mandos intermedios, actitudes que habrían derivado en bajas laborales con cuadros de ansiedad. Además, desde la sección sindical señalan al Ayuntamiento de Zaragoza como responsable de no haber sacado a concurso los puestos de trabajo que estarían generando este conflicto.

Los paros tendrán lugar por tiempo indefinido y desde principios de abril, cuando expire el plazo que han dado al Consistorio para atender sus reivindicaciones, y afectarían tanto a los usuarios habituales de estos equipamientos como a las ligas deportivas que se desarrollan en los mismos cada fin de semana.

"De cara a los trabajadores hay muchas indicaciones y numerosas órdenes perfectamente especificadas. Sin embargo, los jefes intermedios no tienen ningún tipo de reglamento y se producen situaciones conflictivas al no estar delimitadas sus funciones", explica Ramiro Duce, uno de los responsables de la seccion sindical en el Consistorio.

El otro aspecto que denuncian desde el sindicato es que estos puestos intermedios "no salen en la provisión de puestos de trabajo (a concurso) desde su creación en 1981". De este modo, entienden que la injusticia es doble, pues el conflicto laboral estaría originado por personas que ocupan un puesto de trabajo que no han ganado por oposición. "En realidad son maestros de mantenimiento que ejercen de jefe de instalación", matiza Duce.

"Hay gente a la que, a pesar de las quejas de los de los empleados, jamás se le ha abierto un expediente. Sin embargo, en diferentes resoluciones, Inspección de Trabajo ha reconocido que algunas condiciones no son las mejores. Esto se ve desde el momento en que existen dos centros (La Jota y Actur) a los que nadie quiere ir destinado", subraya Duce.

"Crisis de ansiedad"

Desde el sindicato afirman que los conflictos laborales que han tenido lugar en los dos equipamientos deportivos han derivado en "un continuo proceso de bajas laborales y crisis de ansiedad diagnosticadas por los médicos propios del Ayuntamiento de Zaragoza y atendidas por medio de ambulancia del servicio de Bomberos. Se ha convertido a los afectados en consumidores crónicos de ansiolíticos y somníferos".

"Hemos pedido al Ayuntamiento que se hagan revisiones y que se facilite un arbitraje externo de la situación, pero por el momento no hemos visto una respuesta positiva. Si en abril no se llega a un acuerdo, iniciaremos los paros", indican desde CGT.

Etiquetas