Zaragoza

Zaragoza

"Cada vez tenemos peores frecuencias en los buses"

La nueva fisionomía del centro de la ciudad y la entrada en juego del tranvía no satisfacen a los usuarios de autobús.

Peores frecuencias, trayectos menos veloces que antes... los usuarios de los autobuses que transitan por el corazón de la ciudad coinciden en que la reducción de carriles y la entrada en juego del tranvía les han perjudicado. Una situación que empeorará con la nueva reordenación de líneas, que tendrá lugar en abril.

Basta consultar a los ciudadanos que aguardan en las marquesinas del paseo de la Independencia para constatar esta realidad. "Cada vez tenemos peores frecuencias en los autobuses y peor servicio. Antes podía coger el 20, el 30, el 35 y el 40 para bajar al centro, pero ahora sólo puedo bajar en el 40 o en el tranvía, que muchas veces va hasta arriba, señalaba el pasado viernes Emilia, una veterana usuaria del autobús. A su lado, su marido remataba: "Además, con un solo carril, en cuanto hay un poco de tráfico van muy despacio, se eternizan".

La de estos dos viajeros no es una queja aislada. Así lo manifestaba Javier, quien aguardaba la llegada del 38: "Lo cojo a menudo porque mi hija vive al final de Miguel Servet, y ahora tarda mucho más que antes en llegar. Por no hablar de los fines de semana, que nos podemos quedar dormidos esperando".

"El tranvía viene muy bien para unos cuantos, pero otros vivimos en barrios 'de segunda' como Las Fuentes, que es mi caso, y el servicio de bus ha empeorado notablemente. No entiendo por qué han tenido que meter mano en los autobuses, que funcionaban tan bien", indicaba Raquel, una joven estudiante a la espera del autobús 30.

Otro aspecto que lamentan los usuarios es que solo el tranvía goce de prioridad semafórica. De este modo, se dan situaciones en las que el autobús debe permanecer parado aguardando un semáforo en rojo mientras los peatones hacen lo mismo, esperando que el Urbos 3 despeje el paso de cebra.

A estas molestias se sumarán otras nuevas a partir de abril, cuando tenga lugar la reordenación, que implicará la supresión y modificación de algunas líneas.

Etiquetas