Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SERVICIOS

El primer bar del recinto de la Expo ya funciona

El primer establecimiento de hostelería abierto en el recinto de la Expo no es rentable, pero podría comenzar a serlo en unos meses, cuando se inauguren las nuevas oficinas de parque. Sus clientes potenciales

Impass es el primer establecimiento de hostelería abierto en el recinto de la Expo
Impass es el primer establecimiento de hostelería abierto en el recinto de la Expo
G. A.

Su competidor más cercano está a unos 700 metros de distancia y los trabajadores de seis empresas le tienen como opción más accesible para tomar un café, comer o almorzar. "Hay unas 100 personas allí y otras 200 que trabajan en las obras, pero ellos vienen menos. Se acercan a otros locales del Actur que ya conocen o traen su comida de casa", comenta Germán Conte, propietario Impass, el primer bar que funciona dentro del recinto de la Expo.

Se inauguró el 15 de septiembre y, de momento, la inversión sigue sin ser rentable. "No alcanza ni para cubrir costes", dice Conte, que espera comenzar a remontar en unos 12 meses y, al menos, "no tener pérdidas". No ha recibido ninguna ayuda ni incentivos oficiales para montar este negocio, todo ha sido empeño suyo.

Tiene sus ventajas. Comparado con otras zonas de la ciudad, el alquiler no es caro. Y como todavía nadie está interesado en la zona, no habrá otro establecimiento de hostelería al menos hasta dentro de seis meses. "Este es el local más pequeño, los otros son más grandes y caros, y es más complicado que se pidan".

A medio plazo, las perspectivas para este negocio son muy buenas, y el propietario de Impass tiene las ideas claras: "No tenemos ninguna especialidad, todo está bueno... Es lo que queremos, que comiencen a venir clientes y esté a gusto para que no cambien".20.000 clientes potenciales

Aparte de las empresas que ya están en parque empresarial Dinamiza (Aquagest, Grupo Raga, Ideconsa, Sacyr, Idia y Ferrovial), las oficinas de la DGT, Grupo Jorge, Banco Popular y RTVE, entre otras, comenzarán a funcionar en unos meses. De momento, no se llega ni al 10% de ocupación de los edificios.

Para los que trabajan y trabajarán allí se ha creado este bar, que dentro de dos años podría ubicarse en un recinto donde a diario habrá más de 20.000 personas, contando a los funcionarios de la Ciudad de la Justicia y sin tener en cuenta a los que estarán en Fluvia, la parte del recinto que se dedicará al ocio.

Conte, que ya tiene experiencia en el sector de la hostelería, ha conseguido adaptar su local a las necesidades de estos momentos, donde la afluencia es poca."Hay que calcular las cantidades, algunos vienen a comer, pero muchos solo piden un café o una coca cola", comenta.

Los precios se parecen a los de cualquier otro establecimiento similar. Menos de 10 euros por el menú del día, 1,60 por un desayuno (café y bollería) y poco más de 5 euros por un almuerzo que incluye bebida.

Es consciente de que será complicado atraer al público de los barrios cercanos, por la distancia, aunque comenzará a lanzar promociones para los fines de semana. "Son los días que más se nota la disminución. Proyectaremos partidos de fútbol y otros deportes, y sortearemos cosas para nuestros clientes", adelanta. De momento, ya ha conseguido atraer a 50 personas -con reserva- el día de la Ofrenda a la Virgen del Pilar.

Etiquetas