Aragón
Suscríbete por 1€

EQUIPAMIENTOS

La Ciudad de la Justicia abrirá en 2012

Reunirá en la Expo los 65 juzgados de la ciudad y tendrá espacio libre para habilitar otros 21. La jurisdicción penal y civil ocuparán dos edificios distintos, aunque compartirán un vestíbulo para ordenar los tránsitos

Interior.
La Ciudad de la Justicia abrirá en 2012 con capacidad para seguir creciendo diez años
HA

La Ciudad de la Justicia concentrará en la Expo todos los juzgados de la ciudad desde su apertura en 2012, pero tendrá espacio libre para atender las expectativas de crecimiento durante los siguientes diez años. Así lo aseguró a este diario el viceconsejero aragonés de Justicia, José María Bescós, que dispone ya de una detallada propuesta de ordenación de los 62.100 metros cuadrados reservados para este fin, repartidos entre el bloque de pabellones de la avenida de Ranillas y uno de los cinco orientados al Ebro.

En el meandro de Ranillas se agruparán en solo dos años los 65 juzgados que ahora están repartidos entre cinco sedes judiciales abiertas en la ciudad, y aún tendrá espacio libre para abrir otros 21 juzgados -organizados mediante Unidades Procesales de Apoyo Directo (Upad) tras la aprobación de la nueva oficina judicial-. Únicamente se mantendrá en su actual ubicación el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), que se ampliará con la construcción de un edificio anexo cuyas obras empezarán este mismo verano.

Cerca de mil funcionarios de Justicia se trasladarán al complejo, por lo que solo quedarán otros 200 asignados al TSJA. También se prevé que abogados y procuradores trasladen sus despachos al complejo de oficinas que se está terminando de acondicionar en el parque empresarial de la Expo. De hecho, se podrán alquilar o comprar espacios desde 120 metros cuadrados, una oferta pensada especialmente con el objetivo de ‘fichar’ a estos profesionales.

José María Bescós explicó que por una cuestión práctica se dividirá la jurisdicción penal de la civil, que en el primer caso ocupará el bloque de pabellones donde se alojaron las comunidades autónomas. No obstante, Bescós destacó que compartirán un “gran vestíbulo público”, que se diferenciará del resto de espacios al mantener la altura original, que alcanza los ocho metros. Mientras tanto, las dos plantas de los pabellones ganarán otras dos más con la construcción de forjados intermedios, tal y como se hizo en el vecino parque empresarial.

El viceconsejero indicó que en el diseño de la Ciudad de la Justicia se ha tenido muy en cuenta la seguridad, de modo que se diferenciará “claramente” las circulaciones de uso público y general de las restringidas a presos y detenidos y a los funcionarios. Los segundos tendrán un ‘circuito’ propio proveniente del sótano, donde estarán los calabozos y accederán directamente los furgones policiales. Mientras, los magistrados, secretarios y fiscales dispondrán de su propia ruta para bajar a las salas de vistas desde las dos plantas superiores, donde estarán sus despachos. “Tendrá una configuración completamente distinta a la tradicional para adecuarse a la nueva oficial judicial”, añadió el viceconsejero.

Señalización propia

El diseño planteado por el estudio de arquitectura Lamela plantea concentrar en las plantas baja y primera las salas de vista, “envueltas por una ‘corteza’ exterior pública”, el gran vestíbulo con una altura libre equiparable a dos plantas. Los arquitectos plantean incluso un servicio de información “preciso y completo” y especialmente un diseño de señalización “clara” (postes y carteles informativos), “apoyada por un sencillo y eficaz código de colores fácilmente identificables con los diferentes programas y jurisdicciones”.

En el gran sótano común se habilitarán, además de los calabozos, los archivos y las plazas de aparcamiento reservadas para los magistrados, secretarios y fiscales. Para ello, se dispondrá de 17.700 metros cuadrados.

El bloque de pabellones frente al Actur alojará, además de los nueve juzgados penales, los doce de instrucción, los tres de guardia y los destinados a Menores, Violencia contra la Mujer y Vigilancia Penitenciaria. Uno de los cinco edificios, el situado justo enfrente del pabellón de Aragón, servirá de sede del decanato, del Servicio de Orientación Jurídica (SOJ) y de la Oficina de Atención a la Víctima (OAV). Además, albergará una biblioteca gracias a los 28.400 metros.

En esta parte de la Ciudad de la Justicia también se habilitará una sala para bodas civiles de 150 metros cuadrados, que competirá con el pabellón de ceremonias municipal, diseñado por Iñaki Alday y situado en el Parque del Agua.

El otro edificio, situado en el Ebro, contará en sus 16.000 metros cuadrados con 35 juzgados de lo civil, mercantil, contencioso-administrativo y social, que compartirán 18 salas de vistas. La mayor parte estarán ubicadas, como en la jurisdicción penal, en la planta calle. “El traslado al recinto de la Expo es un acierto. Hemos enjaretado las infraestructuras de Justicia en tan solo dos años”, concluyó.

Etiquetas