Zaragoza
Suscríbete

Aumenta el Stock

Las oficinas vacías se multiplican por la escasa demanda en Zaragoza

La proliferación de centros empresariales y los ajustes de plantilla e inversión en las empresas dejan libre un importante stock de oficinas y despachos en el centro de la ciudad.

Oficinas vacías en Zaragoza
Las oficinas vacías se multiplican en Zaragoza por la escasa demanda
HA

El stock de oficinas y despachos vacíos no deja de aumentar en la ciudad de Zaragoza. La proliferación de centros empresariales, tanto en el interior de la capital como en sus alrededores, ha disparado en los últimos años la oferta, que no se ve correspondida por la demanda necesaria, fruto de la actual crisis.

Las empresas ajustan sus inversiones y recortan plantillas ante la coyuntura económica, lo que reduce sus necesidades de espacio y frena sus planes de expansión. Incluso nuevos métodos de organización exigen menos metros cuadrados para alojar al mismo número de empleados y mobiliario.

Ante esta situación, el sector de la compra-venta y el del alquiler se ven obligados a reducir sus precios. En el portal inmobiliario Idealista, el número de oficinas ofertadas va en aumento cada año –por ejemplo, hay un 86% en ventas más que en 2010-. Y el precio medio de todas sus ofertas ha aumentado, pero debido a que los despachos que van quedando libres son los más céntricos, con un precio por metro cuadrado superior.

“Muchas empresas se han trasladado a las afueras, por lo que quedan muchas oficinas vacías en la ciudad, que son muy difíciles de ocupar porque la economía no arranca”, señala el presidente del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Aragón (Coapi), Fernando Baena.

A su juicio, “hay muchos negocios, como consultorías, asesorías, etcétera, que no necesitan estar físicamente en el centro, y que prefieren las ventajas de los centros empresariales”, como el World Trade Center Zaragoza, Aragonia, el recinto de la Expo o incluso la plataforma logística Pla-Za.

El precio de este tipo de despachos se mueve entre los 10 y los 12 euros por metro cuadrado. En Ranillas, uno de los símbolos de este nuevo modelo, Dinamiza tiene comercializados el 24% del parque empresarial a un precio medio de alquiler de 10 euros por metro cuadrado.

Tan complicado resulta hoy en día dar salida a una oficina en la capital aragonesa, que ya se están dando casos de reconversión de las mismas en vivienda, más para destinarlo como hogar propio que para alquilar o vender, ya que se trata de un sector igualmente castigado por la crisis.

Se trata de una situación que afecta por igual a las principales capitales del país. Según un informe de la consultora inmobiliaria Aguirre Newman, el 12% de las oficinas de Madrid y Barcelona se encuentran a la espera de un inquilino, una cifra que no deja de subir desde el inicio de la crisis.

Baena predice que, como en estas grandes urbes, Zaragoza empezará a registrar oficinas en naves reconvertidas, al estilo ‘loft’, aunque “estas instalaciones dependen mucho de licencias como las de reforma o apertura”.

Etiquetas