Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

PRIMERA AUTOESCUELA EN CHINO

Aprender a conducir en mandarín

China S. C. es la primera autoescuela de Zaragoza donde se imparten las clases en mandarín. Cerca de 140 alumnos acuden al centro y 25 personas han obtenido su carné gracias a esta iniciativa

China S. C., autoescuela en chino
China S. C., autoescuela en chino

Lleva menos de tres meses funcionando y 25 personas de origen chino ya han obtenido su carné de conducir gracias a China S.C., la primera y única autoescuela que da sus clases en mandarín. “Tenemos un profesor español y otro chino, que traduce lo que dice el primero”, cuenta Xinyu Wu, secretaría del centro.

La empresa, ubicada en la calle Padre Manjón, nació el 31 de mayo de 2011 gracias a la iniciativa de Wang, un empresario chino que notó las dificultad que tenían sus compatriotas a la hora de realizar las pruebas para obtener su carné de conducir. Gracias al centro, 80 personas han aprobado las pruebas teóricas y esperan a presentarse a las prácticas.

Yong Jum Bao es uno de los alumnos. Tiene 29 años y después de varias semanas de clases, espera los resultados de su examen teórico. Agradece a sus profesores, que le han ayudado a entender los términos más complicados: “Vienes aquí y es más fácil... Somos muchos los beneficiados”.

De hecho, según Wu, el número de clientes “aumenta cada mes a pesar de la crisis”, que según ella ha hecho que el resto de autoescuelas tengan problemas económicos ante la falta de alumnos.

“A veces no entienden lo que les pides, les ves la cara de preocupación y hay que parar el coche. Les digo que puedo explicar todo cuantas veces sea necesario “, cuenta Nacho, que se encarga de las clases prácticas.

Él es español y no habla mandarín. “Solo sé algunas palabras”, que ha aprendido de sus alumnos, cuenta este profesor que antes trabajó para otra autoescuela. Afirma que muchas veces las personas acuden allí solo para aprender los conceptos teóricos, porque ya saben conducir.

“Tienen la barrera del idioma y quieren aprender cómo se dicen varios términos”, explica el profesor. Girar, intermitentes, frenos y otras palabras a las que se deben acostumbrar para poder hacer frente a las exigencias de los exámenes.

Unos 140 alumnos están inscritos en China S. C., la mayoría son personas de entre 35 y 45 años. La mayoría, asegura Nacho, llevan varios años en España, pero no han aprendido del todo a hablar y entender el castellano. “Los jóvenes van a colegios e institutos y allí aprenden el idioma, ellos tienen menos problemas”, opina.

Etiquetas