Zaragoza

RECORTE MUNICIPAL EN ZARAGOZA

Las bajas de personal provocan retrasos en los servicios sociales de Zaragoza

Las bajas de personal no cubiertas afectan directamente al retraso en varios centros de servicios sociales, como Arrabal, Delicias, Las Fuentes o la Magdalena, denuncia CC. OO.. El Ayuntamiento no cubre las bajas desde el año pasado como medida de ahorro.

En plena crisis, con el paro en aumento y más casos de urgente necesidad, el Ayuntamiento de Zaragoza no cubre las bajas de personal en los centros de servicios sociales. Esto agudiza la saturación de los centros y provoca retrasos en la atención a los ciudadanos, según denuncia CC. OO.

El caso más claro es del centro del Arrabal, donde el año pasado había tres trabajadores sociales. Ahora hay dos de baja maternal y solo una persona atendiendo al público. En este centro, la espera para la primera cita es de tres meses. Esta semana, ni siquiera dan hora.

CC. OO. critica este retraso y exige que se cubran las bajas y vacantes de los centros de servicios sociales de la ciudad. «En época de crisis, los servicios sociales deberían ser un sector prioritario para el Ayuntamiento», subrayan.

En Delicias, hay un trabajador de baja desde hace más de un año (su plaza tampoco se ha cubierto) y otro que solo atiende al público un día a la semana porque también se dedica otras tareas internas. El centro acumula un mes de retraso.

En el centro de Las Fuentes hay una baja desde hace dos meses. En La Almozara se jubiló un trabajador en Navidad y su puesto tampoco se cubre. En La Magdalena hay dos bajas de larga duración. En Valdefierro y Santa Isabel no hay bajas, pero acumulan cerca de un mes de retraso en la atención al público.

Al retraso en la atención, se suma la espera de los usuarios durante la tramitación de las ayudas. Así, una familia que solicita una ayuda de urgente necesidad en el Arrabal, por ejemplo, puede tardar casi medio año en recibirla.

«En 2009, se contrataron temporalmente 16 trabajadores sociales, pero su contrato fue solo hasta final de año. En 2010, el Ayuntamiento aprobó el decreto que prohíbe cubrir plazas vacantes de la plantilla municipal y no se ha cubierto ninguna baja desde entonces. Eso repercute claramente en el servicio», afirma Isabel Cerezo, responsable de servicios sociales en la sección sindical de CC. OO. en el Ayuntamiento.

Desde el Ayuntamiento, no aclaran si se van a cubrir algunas de estas bajas, especialmente las del centro del Arrabal. El área de Acción Social afirma que es responsabilidad de Régimen Interior, y viceversa.

Etiquetas