Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Gastronomía

OBRAS DEL TRANVÍA

Los taxistas exigen el limado del bordillo de la acera del Miguel Servet

La sociedad Los Tranvías de Zaragoza asegura que están redondeados el 98% de los cantos y que estudia rebajar el resto.

La parada de taxis del Servet
Los taxistas exigen el limado del bordillo de la acera del Miguel Servet
A. N.

Los taxistas denuncian que las aristas afiladas del bordillo de la acera del Hospital Miguel Servet provocan numerosos reventones en las ruedas y daños en otras partes del vehículo, como en el tapacubos. Por este motivo exigen un urgente biselado (limado) de todas ellas.

Entre los que piden el limado está Luis Miguel Gimeno, al que ya se le han reventado dos veces las ruedas de su automóvil en este tramo de Isabel la Católica. «La primera, que ocurrió en agosto, la denuncié. He estado más de seis meses sin obtener respuesta y justo hace una semana me llamaron diciéndome que tenía 10 días para alegar. Mi compañía de seguros está al tanto de todo», explicó. «La segunda vez que me sucedió no lo denuncié porque fue menos aparatoso, pero es increíble que no lo hayan limado todavía», añadió.

Este no es un caso aislado. «He visto pincharse en esta acera más de 50 ruedas», afirmó Francisco Pérez, otro de los taxistas que suelen frecuentar la parada de taxis del Servet. «Y esos son los que yo he visto, así que no me puedo ni imaginar todos los que habrán pinchado. Y como no lo cambien pronto... los que pincharán», dijo.

Celso Subías también sufrió un percance. «A mí se me rajó el tapacubos en esta parada. Una persona mayor me pidió que le dejara muy cerca de la acera y, claro, me arrimé tanto que se me rajó. Está afilado igual que un hacha», dijo indignado.

Por su parte, fuentes de Los Tranvías de Zaragoza aseguraron que se han limado el 98% de los bordillos que terminan en un pico saliente. Con respecto a los de las aceras renovadas por las obras del tranvía explicaron que «se está realizando un estudio de los puntos que están produciendo daños con el fin de acometer un trabajo de biselado en el caso de que sea necesario».

«La parada de taxis del Hospital Miguel Servet es uno de los puntos que estamos estudiando», aseguraron las mismas fuentes.

Otro de los afectados por el mismo bordillo es José María Lahoz, al que también se le reventó una rueda de su taxi. «Es un canto vivo, como un cuchillo. Nada más rozar el bordillo, la rueda se reventó», explicó. «Encima, como me tocaba hacer la revisión del coche tuve que comprar las dos ruedas porque hay que llevarlas iguales. Vamos, que la broma del bordillo me salió por 200 euros. Y ese dinero sale de mi bolsillo, claro. Lo deberían pagar quienes han puesto este bordillo», defendió.

Sin embargo, algunos taxistas no denuncian porque saben que para que la administración se haga cargo de la reparación habría que probar que no se ha producido por desgaste del neumático, algo bastante complicado.

Guardar una mayor distancia

Evitar el riesgo de reventón de las ruedas es el principal objetivo de los taxistas que paran a dejar o recoger gente en la puerta del Hospital Miguel Servet. Para conseguirlo, procuran dejar una distancia de unos 20 centímetros entre la acera y el coche.

La taxista Rosario Martín afirmó que el truco está en «no arrimarse». Aunque también reconoció que «es difícil, porque como han dejado carriles tan estrechos a veces se ven obligados a invadir el carril contiguo».

Esto mismo explicó Martín Pérez, quien afirmó que «al perder mucho espacio en la parada de taxis» -se ha reducido unos metros por delante y por detrás- tienen que «hacer piruetas».

Etiquetas