Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SUCESOS

Un clan colombiano se enfrenta a 185 años por dos secuestros ‘exprés’ en Zaragoza

Los acusados se hicieron pasar por guardias civiles para entrar en las casas de las víctimas.

Una peligrosa banda, integrada en su mayoría por ciudadanos colombianos, será juzgada el próximo mes en Zaragoza por un sinfín de delitos. Entre ellos, dos secuestros ‘exprés’ con allanamiento de morada. También se les acusa de usurpación de funciones públicas y de falsificación de documento oficial, puesto que se hicieron pasar por agentes de la Guardia Civil y exhibieron falsas órdenes de registro para conseguir acceder a la vivienda de sus víctimas. Pero se les imputan también varias lesiones, un delito de tráfico de drogas e incluso una agresión sexual.

Por todo este bagaje delictivo, la Fiscalía pide ahora para ellos penas que suman 185 años de prisión. Son tantos los acusados -cinco colombianos, un español, un venezolano y otro dominicano- y testigos citados para el juicio que este tendrá que desarrollarse en tres sesiones, señaladas para los días 14, 15 y 16 de febrero.

Aunque los hechos más graves que se les imputan se cometieron en Zaragoza, a la banda también se le atribuyen algunos delitos perpetrados fuera de Aragón._En concreto, otro secuestro ‘exprés’ denunciado en Toledo y el robo en el interior de un coche que estaba aparcado en un garaje de Madrid, ciudad en la que tenían alquilado un piso para sus operaciones.

Las tres primeras detenciones ilegales practicadas en la capital aragonesa están fechadas el 16 de marzo de 2009. Ese día, a las 9.00, tres miembros de la banda asaltaron a una mujer cuando regresaba de pasear a sus perros. Se identificaron como agentes policiales, por lo que la víctima les permitió entrar a su domicilio, en el barrio de Santa Isabel._Una vez dentro, la banda retuvo contra su voluntada a la mujer, a su compañero sentimental y a un amigo de la pareja. Todos ellos fueron golpeados e incluso agredidos con pistolas eléctricas.

Los atracadores estuvieron cinco horas en la vivienda tratando de hacerse con el mayor botín posible. Durante este tiempo, uno de los acusados abusó de la mujer. Finalmente, uno de los hombres logró desatarse y huyó en busca de ayuda, momento que aprovecharon los delincuentes para marcharse.

Sobre las 12.40 del 8 de enero de 2010, el clan utilizó el mismo modus operandi para acceder a otra casa de la capital aragonesa y secuestrar a sus inquilinos. Varios de los delincuentes han sido reconocidos en rueda por las víctimas.

Etiquetas