Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

NORMATIVA ANTITABACO

El Ayuntamiento prepara una ordenanza de veladores para regular las estufas y las mesas

La Asociación de Cafés y Bares solicita que los braseros se incluyan en el convenio y no supongan una carga fiscal añadida.

La terraza del Cuarto Espacio, en la plaza de España, se ha poblado de estufas.
El Ayuntamiento prepara una ordenanza de veladores para regular las estufas y las mesas
CARLOS MONCíN

La nueva ley antitabaco ha desbaratado, incluso, la temporada de veladores que, tradicionalmente, comenzaba el 1 de marzo y concluía el 31 de octubre. No hace falta ser un lince para ver estos días mesas, sillas, barricas y decenas de estufas que brotan por las calles de Zaragoza y para las que el Ayuntamiento ya prepara una regulación. La actual ordenanza, aprobada en febrero de 2005, parece haberse quedado obsoleta ante el nuevo fenómeno de las terrazas de invierno -propiciado por el veto al tabaco- que ha pillado a contrapié a la gran mayoría de consistorios.

Fuentes municipales explican que "a lo largo de 2011 se espera contar con la actualización de la ordenanza", aunque desde el punto de vista administrativo es muy laborioso modificarla. De momento, la Asociación de Cafés y Bares ya ha solicitado una reunión con el área de Servicios Públicos para pedir que "la instalación de estufas se incluya dentro de la tasa conjunta de los veladores y que no sea considerado un elemento aparte sobre el que se imponga una carga fiscal extra". Jorge Bernués, de Cafés y Bares, indica que el martes se reunirán con las autoridades municipales de Calatayud donde, incluso, ya se está cuantificando cuánto cobrar por cada estufa.

Estas antorchas o pirámides-brasero, cuyo precio oscila entre los 200 y los 350 euros, están siendo tan solicitadas desde el pasado 2 de enero, que algunos proveedores se han quedado sin existencias. "La demanda ha crecido por encima del 120%", calculan en Cafés y Bares, donde también reconocen que existen dudas sobre si las estufas se homologarán o no en la futura ordenanza.

Bernués explica que el reglamento de instalaciones de gas solo hace referencia al interior de los locales y, en ningún caso, a las estufas exteriores. "Además, ninguna de las que están en el mercado -ni eléctricas, ni de gas, ni de rayos infrarrojos- supera el nivel de potencia para el que es necesario obtener una licencia", comenta. Aunque sí hay sectores que recelan de las estufas con bombona ('setas') por considerarse peligrosas y dañinas para el medioambiente, Cafés y Bares afirma que "están homologadas por el ministerio de Industria y por la Unión Europea en su proceso de fabricación por lo que no tendría que haber ningún problema para su instalación".

Hay pocas ciudades que tengan una normativa específica sobre las estufas y en la mayoría, como en Zaragoza, se trabaja a marchas forzadas para adaptarse al nuevo fenómeno. Valencia es una de las honrosas excepciones y Barcelona acaba de extender la reglamentación del barrio del Eixample al resto de la ciudad. En ambos casos, el texto legal ha de plegarse a una directiva europea (1990/396, del 29 de junio) relativa a los aparatos de gas. Este texto indica que cada estufa "deberá ir protegida con una carcasa que evite su manipulación" y que se colocarán en una proporción de "una cada cuatro mesas". También dicen desde Bruselas -y esto levanta más suspicacias- que no podrán instalarse a menos de "dos metros de la fachada de algún inmueble, ni de otros elementos tales como árboles o farolas". Además, por si acaso, la directiva también especifica que las estufas no pueden utilizarse para funciones de cocinado.

Toldos y cerramientos

La nueva ordenanza también podría cambiar los criterios sobre la instalación de toldos y, en lugar de tasar cada poste de cerramiento, podría comenzar a gravarse por la superficie ocupada. Francisco José Montaner, presidente de la Asociación de Usuarios de Veladores, recuerda que se permite en espacios cubiertos por un máximo de dos paredes y un techo, y que muchos de los actuales cerramientos incumplen este extremo.

Además, Montaner duda de la eficacia de las estufas cuando sopla el cierzo y asegura que los hosteleros están asustados porque desde el pasado día 2 "la caja está siendo floja, pero aún es pronto para achacarlo a la nueva ley". "Quizá se deba también a que atravesamos días de fiestas y habrá que esperar hasta el lunes cuando se recupere la normalidad".

Etiquetas