Zaragoza
Suscríbete

INSTALACIONES MUNICIPALES

El centro deportivo de Duquesa Villahermosa sufre goteras y el arreglo costará 200.000 euros

Antes de inaugurarse ya tiene problemas estructurales que deberá asumir el AyuntamientoLa apertura, prevista para hace un año, se retrasa de nuevo y será en noviembre.

Las inundaciones. Las marcas grises de la pista polideportiva denotan las recientes inundaciones que provocaron las goteras.
El centro deportivo de Duquesa Villahermosa sufre goteras y el arreglo costará 200.000 euros

La historia de las esquinas del psiquiátrico es el cuento de nunca acabar. Con el centro cívico ya funcionando, el último culebrón lo protagoniza el centro deportivo de Duquesa Villahermosa, situado justo enfrente. El Ayuntamiento lo recibió en un estado precario de Suelo y Vivienda de Aragón, y cada vez se descubren más defectos. El último, unos problemas estructurales en las cubiertas que hacen que cada vez que cae una tormenta fuerte se inunde el polideportivo.

Una de las más importantes llegó el 11 de julio (el día que España ganó el Mundial de fútbol), y causó grandes daños en la pista y en el cajón de los ascensores. Arreglar los desperfectos (hay maquinaria oxidada y daños en la carpintería) y la cubierta costará 200.000 euros, una cantidad que deberá asumir el Ayuntamiento. Se están barajando opciones para ver cómo se acomete la reforma, pero el Consistorio pretende que sea la empresa adjudicataria del centro deportivo -que tendrá gestión privada- la que lleve a cabo la obra, y que después se le compense con más años de concesión o con la condonación del canon anual que debe pagar al Ayuntamiento.

La empresa que llevará el centro deportivo, Ocio y Salud de Zaragoza, está acometiendo ahora una importante reforma en la que está invirtiendo algo más de dos millones de euros. "El centro no se recibió con los estándares que exigimos en la red de piscinas municipales", apuntaban ayer desde el servicio de Deportes del Ayuntamiento. Además de que faltaban equipamientos y maquinaria, muchas partes básicas estaban sin rematar. El edificio, por tanto, estaba 'a medio hacer'.

Al margen de las mejoras que exigía el Ayuntamiento para acceder a la concesión (valoradas en 650.000 euros), la empresa ha invertido 380.000 euros en obras, 470.000 más en mejorar la eficiencia energética y 590.000 en equipamientos. Esas obras se están haciendo desde hace varias semanas, con la intención de acelerar al máximo los trabajos para abrir lo antes posible.

Si se hubieran cumplido los plazos previstos en un principio, el centro deportivo ya tendría que haber abierto hace más de un año. El alcalde Belloch, cuando inauguró el cercano centro cívico, fijó la fecha en el 15 de julio. Ahora, tanto la empresa como el Ayuntamiento esperan la apertura, como pronto, en el mes de noviembre.

Antes deberán concluir los trabajos que se están realizando en todas las esquinas del centro. En la planta de la piscina se está habilitando una zona de espá para diez personas, y otra de balneario urbano, a las que tendrán acceso solo las personas que sean abonadas al conjunto del complejo, y no solo a las piscinas municipales.

En la planta baja, la de la entrada, se ha reducido el tamaño original de la cafetería para ganar una sala de ejercicios. En la zona de vestuarios se están revistiendo las paredes, ya que se dejaron con el cemento a la vista, algo que no se considera muy adecuado para unas piscinas. Además, la celosía que ocupa el hueco de las escaleras tiene filos cortantes, y es peligroso porque no está protegido si un niño mete una pierna. Hay que cambiar también parte del graderío, que está mal diseñado.

Etiquetas