Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

La noria y otras obras artísticas de las riberas presentan daños dos años después de la Expo

El PP lamenta el deterioro de buena parte de las actuaciones, que costaron 8,6 millones, y exige un plan de conservación urgenteEl Ayuntamiento dice que el mantenimiento es bueno, pero algunas intervenciones no funcionan o han sido vandalizadas.

La noria siria de la Expo está cada vez más deteriorada
La noria y otras obras artísticas de las riberas presentan daños dos años después de la Expo
ESTHER CASAS

El estado de conservación de buena parte de las 20 intervenciones artísticas que se colocaron en las riberas del Ebro con motivo de la Expo 2008 dista mucho de ser el deseable. Instalaciones que no funcionan, vandalismo, problemas de conservación... Así lo puso de manifiesto el PP ayer, que calificó la imagen de deterioro que se está ofreciendo de "inaceptable".

Los populares hicieron hincapié en el estado de la noria siria, que además de no funcionar de forma habitual, presenta maderas partidas, grietas e incluso ha sido necesario colocar sirgas en algunas piezas para evitar que se partan, material no utilizado en las norias artesanas. "Esto confirma el despilfarro del dinero público de los zaragozanos", declaró la portavoz del PP, Dolores Serrat.

"Está mejor que en Siria"

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza no solo se negó que no se esté conservando la noria, donde se han sustituido ya varias piezas, sino que el mantenimiento es "mejor del que tendría en Siria". El gerente de la sociedad municipal Zaragoza Desarrollo Expo, Alberto Ipas, recordó que está construida con una madera sin barnices ni protecciones y que en Siria "suelen durar entre dos y tres años". "Además, allí ni hiela ni pega el cierzo", afirmó. Señaló que se pone en funcionamiento "en modo ecológico", solo cuando hay caudal en la acequia de Ranillas, y que cuando hay viento fuerte se bloquea para que no sufra daños. "Esta noria está bien cuidada", dijo.

Pero el problema no es solo el estado de la noria. El concejal del PP Sebastián Contín destacó también los achaques de otras muchas intervenciones artísticas. Por ejemplo, citó el 'Sonic Forest', "que ha sufrido actos vandálicos y cuyos sensores de movimiento no están activados". En este sentido, Ipas corrigió que se mantiene un programa automático más económico, ya que durante la Expo funcionaba las 24 horas.

Contín afirmó que el banco ecogeográfico de Ranillas "está sufriendo un progresivo deterioro" y citó 'la carreta del agua', en este caso no tanto por su estado de conservación sino por su ubicación. Tras la Expo, se colocó bajo el puente de La Almozara y en cuanto crece el río queda bajo el agua. También dijo que "está en un lugar inaccesible lleno de grafitis". Otra obra machacada es 'Water under the bridge', situada bajo el puente de la Unión y con pintadas en toda su superficie. O la escultura conocida como 'El manantial', una enorme botella reciclada que vuelve a dar agua. En la actualidad de la instalación no sale ni una gota.

Sebastián Contín criticó que 'La oreja parlante', entre el puente de la Unión y el azud, no tiene incorporados los sonidos que en teoría deberían acompañar a la instalación. Y, por último, lamentó que 'La válvula con alberca' "no esté en funcionamiento y no haya agua". "El Ayuntamiento comete los mismos errores. Hay un abandono sistemático de estas instalaciones mientras se habla de 2014", afirmó Contín, que exigió además que las intervenciones se den a conocer y se integren en las rutas turísticas de la ciudad. El PP presentará una moción en este sentido en el próximo pleno.

Etiquetas