Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Sucesos en Zaragoza

La francesa que mató a una compatriota en Sos regresó tras el crimen para intentar enterrarla

Compró en el país vecino una pala y 25 kilos de cal viva, pero al llegar de nuevo a la localidad de las Cinco Villas vio que el cadáver ya había sido descubierto.

Heraldo.es. Zaragoza Actualizada 14/09/2018 a las 11:41
Un guardia civil indica el lugar donde fue hallado el cadáver, en Sos del Rey Católico.Heraldo.es

Las pruebas contra la francesa detenida como presunta autora del asesinato de otra compatriota en Sos del Rey Católico (Zaragoza) son cada vez más contundentes. Al margen de que la detenida ha confesado su autoría, el trabajo que está llevado a cabo el equipo de investigación de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil está a punto de cerrar el círculo.

Según ha podido confirmar Heraldo.es de estas mismas fuentes oficiales, la sospechosa llegó a regresar al lugar del crimen tras cometerlo con la intención de recuperar el cadáver y enterrarlo con cal viva en algún lugar más oculto para evitar o dificultar al máximo la identificación de la víctima. No lo consiguió porque al llegar a la zona próxima a un molino eólico donde inicialmente depositó el cuerpo, comprobó que este ya no se encontraba allí. Ya había sido descubierto.

Con tal objetivo, la mujer, de 58 años, compró en Francia una pala y 25 kilos de cal viva. No ha trascendido si hizo el pago con alguna de las tarjetas de crédito de la víctima que sí utilizó tras el crimen en otras transacciones. Siempre según las mismas fuentes de la Guardia Civil, regresó al escenario del crimen varios días después del hallazgo del cadáver, el 18 de agosto, y unos días antes de que fuera detenida, este 5 de septiembre. Al ver que el cuerpo ya no se encontraba en el lugar, optó por emprender camino de regreso a Francia, donde finalmente fue detenida.

Con todas estas pruebas –“contundentes”, en opinión de los investigadores-, el caso parece a punto de cerrarse. Quedan algunos flecos para determinar si en los hechos pudieron participar terceras personas. Sin llegar a descartarse, pierde fuerza la posibilidad de un participación directa en el crimen, pero se considera probable que la detenida haya contado con ayuda los días posteriores y durante el tiempo que permaneció fugada.

La Guardia Civil detuvo a esta mujer, de 54 años, el 5 de septiembre como presunta autora del homicidio de la mujer hallada en un parque eólico de Sos del Rey Católico el pasado 18 de agosto. El arresto se llevó a cabo en un campin de la localidad francesa de Saint-Server, en la región de Las Landas, a unos 300 kilómetros de la comarca de las Cinco Villas, donde se cometió el asesinato. La sospechosa y la víctima, de 58 años y también de nacionalidad gala, eran amigas y habían llegado a España en agosto para hacer turismo.

Por el momento se desconocen las causas que la llevaron a matar a su amiga, ya que no ha hablado con los agentes de la Guardia Civil que han llevado a cabo esta investigación. Pero sí se sabe, según un comunicado emitido este viernes por la Fiscalía de Burdeos, que ha reconocido los hechos ante las autoridades judiciales galas, por lo que ya se encuentra en prisión provisional, a la espera de ser extraditada a España.

Cuando la detuvieron, la presunta homicida llevaba todavía el vehículo de la víctima, donde los agentes creen que cometió el crimen. En el ese mismo turismo transportó su cuerpo y lo abandonó entre la maleza, en un terraplén, junto a un molino eólico. El traslado del cadáver lo hizo entre dos y tres días después del homicidio, según explicaron fuentes cercanas al caso.

Los signos de violencia eran evidentes y no tenía encima ningún tipo de documentación que sirviera para saber quién era y su procedencia. Llevaba pendientes y un anillo, la ropa estaba desajustada y no aparentaba haber sido agredida sexualmente. La inspección ocular reveló que el asesinato no se había cometido en ese lugar.

La Guardia Civil comenzó entonces una investigación que, tan solo cinco días después, dio como fruto la identificación de la víctima como Pascale L., de 58 años, natural de Martignas-sur-Jalle, del departamento de Gironde, muy cercano a Burdeos.

Los investigadores averiguaron que las mujeres estaban unidas por una relación de amistad y durante las semanas previas al crimen estuvieron haciendo turismo por diferentes localidades de Huesca, Navarra, hasta llegar a Sos del Rey Católico. Por motivos desconocidos, la sospechosa agredió a Pascale L. dentro de su propio vehículo cuando estaban en esta localidad de las Cinco Villas. La autopsia reveló que sufrió golpes e incluso recibió dos heridas causadas con una arma blanca, que en ningún caso eran mortales, ya que el fallecimiento se produjo por estrangulamiento, según los médicos forenses. Posteriormente, trasladó el cadáver al mencionado paraje y siguió conduciendo el coche de la víctima hasta Francia.

Según estas fuentes, el pasado 23 de agosto, tras cerrar el cerco sobre la mujer ahora detenida, la Guardia Civil pidió a la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Ejea de los Caballeros, instructora del caso, una orden europea de investigación para solicitar la colaboración de la Policía Nacional Francesa para localizar a la sospechosa.

Varios agentes de la comandancia de Zaragoza se desplazaron hasta el país vecino a principios de esta semana, después de que la Policía gala diera con el paradero de la ahora detenida en el mencionado campin de la localidad de Saint-Server, donde estaba alojada. En este recinto también fue localizado el turismo empleado en el homicidio.

Los agentes desplazados desde la capital aragonesa inspeccionaron el vehículo y hallaron la documentación y la ropa de la víctima, además de restos de sangre de la fallecida en diferentes partes del turismo.

Además del delito de homicidio que ya ha reconocido, la detenida está siendo investigada por usurpación de estado civil y estafa. Estos dos últimos delitos se le han imputado después de que los investigadores hayan determinado que la detenida utilizó la identidad y las tarjetas bancarias de la víctima tras su fallecimiento, según informaron las mismas fuentes.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo