Despliega el menú
Aragón

TURISMO

Verano de poco gasto y precios ajustados

Los empresarios esperan llegar al 80% de ocupación en julio con las reservas de última hora, pero creen que agosto será un mes malo. El perfil del cliente es un turista nacional que busca ofertas, pernocta pocos días y reduce sus gastos al mínimo.

Los veladores de la plaza de la Catedral de Jaca comienzan a llenarse de clientes, sobre todo los fines de semana.
Verano de poco gasto y precios ajustados
JAVIER BLASCO

Turista nacional que busca una oferta, reserva a última hora, pernocta 3 o 4 días en lugar de una semana, come de bocadillo o menús baratos y cambia las actividades de pago por las visitas o excursiones gratuitas. Este es el perfil del cliente que los hosteleros del Pirineo se disputarán durante este verano que, de momento, se prevé flojo en ocupación. Los empresarios son conscientes de que el incremento de plazas hoteleras, la competencia con otros destinos más baratos y, sobre todo, la crisis han hecho que aquellos veranos en los que en junio ya se colgaba el cartel de completo para agosto pasen a la historia. Las reservas de última hora serán este año las que decidan el éxito de la campaña.

Hasta la fecha, la ocupación para julio se sitúa entre el 50% y el 65% según el valle, pero los empresarios confían en que el goteo de clientes permita llegar a los porcentajes del año pasado (80%). "El problema es que disminuirá el gasto medio por persona. La gente sigue saliendo de vacaciones, pero mira más el bolsillo: se priva del vermú, de las terrazas, de actividades como las de aventura que son de pago...", cuenta Juan Marqués, presidente de la Asociación Turística Empresarial de Sobrarbe.

La primera quincena de julio dejará buenas cifras gracias a las actividades programadas en los valles: cursos de música clásica en Canfranc, torneo internacional de ajedrez en Benasque, festival de Pirineos Sur en Tena... El resto del mes será más flojo, pero se confía en los clientes de paso y de estancias cortas.

La preocupación llega cuando se habla de agosto: muchos establecimientos no superan ahora el 30% de ocupación para esas fechas. "Cuesta mucho llenar y será complicado alcanzar las cifras del agosto pasado (un 85%)", asevera José María Ciria, hostelero de la Asociación Turística Valle de Benasque. "Es al mes que más ha afectado la crisis", añade Paco Coduras, consejero de Turismo, y Promoción y Ferias de la Comarca de la Jacetania.

Hace unos años, los hosteleros se permitían rechazar reservas de dos o tres días porque esperaban a las de toda la semana. Ahora -dicen- nadie las deja pasar. "Hay mucha incertidumbre. No sabemos cómo se comportará el mercado porque estamos condicionados por muchos factores: la crisis, los recortes, el tiempo... Agosto es un mes irregular", señala Lorena Sánchez, de la Asociación Turística del Valle de Tena.

¿A cuántos hay que contratar?

Esta incertidumbre sobre las reservas se traslada a la contratación. Los empresarios tienen problemas para calcular cuánto personal y suministros necesitarán para ese mes. "No sabemos si nos quedaremos cortos o nos pasaremos. Nos preocupa si a nivel empresarial podremos cuadrar los ingresos y los gastos", comenta Coduras. "De momento, la previsión es muy contenida", añade Ángel Bandrés, presidente de la Asociación Turística del Aragón.

Los empresarios se mantienen a la espera de los clientes de última hora que buscan las ofertas antes de reservar. Pero, ¿las encontrarán? "En este sector no suelen hacerse ofertas agresivas de último minuto", apunta Coduras. "Los precios de las habitaciones en los meses de verano ya los hemos bajado los últimos dos o tres años. Ahora estamos en cifras muy ajustadas", recuerda Ciria. "Y a esto hay que sumarle la subida del IVA, que tendremos que asumir los hosteleros", añade Sánchez.

Etiquetas