Despliega el menú
Aragón

Los balnearios confían en la última hora

El turismo de salud atrae a matrimonios jóvenes con hijos que suelen pernoctar entre cuatro y cinco noches de media.

Dos turistas, cámara en mano, inmortalizan la plaza del Pilar de Zaragoza.
Los balnearios confían en la última hora
óLIVER DUCH

Los balnerarios aragoneses son siempre una buena opción y, gracias a las reservas de última hora, los empresarios confían en conseguir en julio y, sobre todo, en agosto una alta ocupación. Baja, eso sí, el número de noches y, por lo tanto, descenderá también el gasto por turista.

El director del Hotel Balneario Sicilia, José Manuel Sicilia, confirma que "la crisis se nota en una menor duración de la estancia", aunque cuentan con clientes "muy fieles, que suelen repetir". En su mayoría, son matrimonios jóvenes, con hijos, que llegan de toda España. "Intentamos ajustar los precios, pero sin bajar la calidad". Carlos García-Conde, responsable del Hotel Balneario Alhama de Aragón -que abrió en marzo con 121 habitaciones- añade que "las reservas van lentas aunque somos optimistas".

En Zaragoza capital, los meses de verano no son la mejor temporada para el turismo. "La gente opta por salir a la costa y las ciudades de interior tenemos que trabajar todo el año en atraer a un turismo cultural, de negocios y religioso", explica Elena Allué, concejala delegada de Turismo y Fomento de Zaragoza.

De la misma opinión se muestra José Ángel Subirá, presidente de la Federación de Empresarios de Hoteles y Restaurantes de Zaragoza (Horeca), para quien la ocupación -inferior al 50%- podría ser algo mejor que en 2009.

Las casas rurales, al 80%

Las viviendas de turismo rural y las plazas en un campin son opciones atractivas para hacer frente a la crisis. De hecho, las previsiones apuntan que se alcanzarán altas ocupaciones en estos alojamientos entre julio y agosto.

Jesús Marco, presidente de la Federación Aragonesa de Asociaciones de Turismo Rural (Faratur), adelanta que "los turistas preparan el viaje casi de un día para otro, pero pensamos que rondaremos el 80% de ocupación".

Marian Echegaray, secretaria de la Asociación de Empresarios de Campings de Aragón, apunta que se podría registrar una ocupación completa para alojarse en un bungalow en agosto. Eso sí, matiza, "hemos notado que la gente reserva cada vez más tarde".

Etiquetas