Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

COSTES FAMILIARES

Un hijo cuesta hasta 300.000 euros

El gasto se reduce a la mitad si se opta en todas las etapas por la educación pública y se prescinde de un seguro sanitario privado.Los tres primeros años de vida suponen el mayor desembolso para las familias. La cuantía vuelve a crecer a partir de la pubertad.

Criar a un hijo desde que nace hasta que cumple la mayoría de edad puede suponer a los padres un desembolso de más de 300.000 euros. Esta cuantía se reduce a la mitad si se apuesta siempre por la educación pública y se prescinde de los seguros sanitarios privados, según revela un estudio sobre los gastos familiares elaborado por la Confederación de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios.

Una de las etapas en las que el desembolso es mayor y deja a los padres menor margen de ahorro es la que comprende los tres primeros años de vida del menor. Teniendo en cuenta que la familia compra los enseres del niño y que durante algún tiempo se le lleva a una guardería, el gasto mínimo supera los 7.100 euros los primeros doce meses y los 7.500 los otros dos años (los máximos son de unos 11.230 y 11.470 respectivamente). En total, cuando el niño cumple tres años se han gastado entre 14.600 y 22.700 euros.

"Esta es la fase en la que más regalos suelen recibir los padres, lo que podría hacer descender ese precio. Pero está probado que, derivado de la alegría del nacimiento, es también una en las que más caprichos se compran", explica el sociólogo César Martínez-Conde.

El informe -elaborado con una combinación de entrevistas, grupos de discusión, cuestionarios a familias y estudio de precios- indica que las cuantías destinadas a los menores de tres años han crecido considerablemente desde 2000. "Se ha incrementado el gasto del kit básico del bebé a raíz de la aparición de nuevos productos cuya compra se generaliza (dosificadores de leche en polvo, calienta toallitas...)", se lee en el análisis. Según los datos desglosados, hace una década los padres pagaban por el equipamiento básico 1.000 euros y ahora 1.800.

Los complementos encarecen

De los 3 a los 12 años, las familias pueden suministrar y contener mejor el dinero que dedican a sus hijos, pero la pubertad vuelve a dañar los bolsillos. A partir de los 12 es cuando los niños salen de nuevo más caros. "El gasto en ocio, la ropa de marca, la enseñanza privada (academias) o los bienes electrónicos pueden disparar el gasto", asevera el informe de la Confederación de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios.

Los móviles, reproductores de música, ordenadores y otros aparatos multimedia se llevan buena parte del gasto, que cada vez es mayor y comienza a edades más tempranas.

Esto no sorprende si se tiene en cuenta que el 26,2% de los niños aragoneses de entre 6 y 9 años ya tienen un teléfono móvil propio y esa cifra aumenta a medida que se cumplen más años. Entre los más mayores, el 80,8% posee un aparato de este tipo y esa cifra llega a casi el 100% a partir de los 16 años, según apunta la doctora Charo Sádaba en el estudio 'La generación interactiva en España. Niños y adolescentes ante las pantallas', del que es coautora.

Además de los aparatos electrónicos crece también la oferta de firmas de moda y otros complementos. El gasto de ropa, por ejemplo, oscila entre 600 y 1.400 euros (de 3 a 12 años), entre 760 y 1.500 (de 12 a 15) y de 895 a 1.600 (en el tramo de 15 a los 18).

Independientemente del tramo de edad, uno de los principales desembolsos que deben hacer las familias es el destinado a la educación. Si se elige guardería privada, el gasto se triplica respecto a lo que cuesta una pública. Las diferencias son mucho mayores en el colegio e instituto: primero de infantil sale en un privado (con extraescolares) por más de 5.000 euros, mientras que en un públicos sequeda en 330 euros.

Etiquetas