Teruel
Suscríbete por 1€

comunicaciones

La reciente mejora del puerto de Querol reactiva la reclamación de la A-68 por el Bajo Aragón

El nuevo trazado de la N-232 inaugurado en Morella aumenta el tráfico en el tramo bajoaragonés de la carretera.

Uno de los extremos del gran viaducto sobre el barranco de la Bota recién inaugurado el puerto de Querol.
Uno de los extremos del gran viaducto sobre el barranco de la Bota recién inaugurado el puerto de Querol.
Heraldo.es

La reciente inauguración del nuevo tramo de la N-232 en el puerto de Querol de Morella (Castellón) por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha incrementado notablemente el tráfico en la carretera nacional a su paso por el Bajo Aragón al ganar seguridad y tiempo. Muchos conductores que antes tomaban itinerarios alternativos para evitar las 68 curvas cerradas de la Vallivana ahora han vuelto a la N-232. Y más en estas fechas, en las que muchos aragoneses tienen su segunda residencia en la costa.

Este incremento del tráfico ha vuelto a poner el foco en la necesidad de que se acometan cuanto antes las obras de la A-68 porque el Bajo Aragón se ha convertido en el único cuello de botella de todo el trazado de la salida de Aragón al mar y viceversa. El tramo El Burgo-Fuentes se encuentra en obras y el de Morella se acaba de inaugurar por lo que solo queda el Bajo Aragón sin ver las máquinas trabajar. En los dos tramos bajoaragoneses avanzados, el Regallo-Alcañiz y Alcañiz-Las Ventas, se acaba de iniciar la redacción del proyecto de obra, que se prolongará durante dos años.

En 2021, el tramo de la N-232 de Morella contaba con una intensidad media de casi 3.300 vehículos diarios, según el Ministerio de Transportes, de los que el 16,5% eran pesados. Una cifra que además va a ir en aumento debido a los nuevos proyectos para extraer arcilla en Teruel y transportarla hasta las empresas de azulejos de Castellón.

Los agentes sociales coinciden en que el incremento del tráfico en la N-232 debe impulsar la A-68 en el Bajo Aragón. De hecho, el principal problema para que el estudio informativo tardara tantos años en aprobarse fue precisamente que la intensidad media de vehículos no era suficiente, según el Ministerio, para construir una autovía.

"Cuando se hacen mediciones en carreteras que se reivindican siempre dicen que ‘no hay suficiente tráfico para’, porque si se piden mejoras es precisamente porque la vía está mal y los conductores escogen opciones más seguras, aunque tarden más. Ahora este flujo mayor nos ayudará tanto para impulsar la A-68 como a nivel económico y social", opina el presidente de la Cámara de Comercio de Teruel, Antonio Santa Isabel.

Su homólogo en CEOE-CEPYME, Juan Ciércoles, incide en que el incremento de la seguridad y la reducción de los tiempos de conducción "dará más vida" al territorio. "Las sensaciones son muy buenas, había quien usaba vías alternativas y ahora está volviendo por la N-232. Eso va a hacer que haya más ímpetu por desdoblar la carretera", dijo.

Por su parte, para la Asociación Turismo Bajo Aragón la apertura del nuevo tramo de la N-232 supone "una mejora en la conectividad con las comarcas del Maestrazgo castellonense y de Els Ports" que beneficiará al sector ya que entre el 50 y el 60% de sus clientes proceden de Cataluña y la Comunidad Valenciana. "Algunos de nuestros pueblos están a apenas media hora de Morella", destaca la gerente de la asociación, Nieves Ballestero.

En la misma línea se muestra la presidenta de la asociación de Empresarios del Matarraña. "Muchos clientes venían por Tortosa porque se quejaban de las curvas de Morella", apunta Marta Ferrás, presidenta de este colectivo empresarial.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión