Teruel
Suscríbete por 1€

Teruel

El aeropuerto de Teruel amplía en 50 las plazas para aparcar aviones y ya es la principal fuente de empleo en la zona

El nuevo parquin ha costado 1,8 millones de euros y eleva a 180 la cifra de aeronaves que pueden estacionar 

Soro, Pérez y Buj –en el centro– en el mirador habilitado junto a la campa de estacionamiento.
Soro, Pérez y Buj –en el centro– en el mirador habilitado junto a la campa de estacionamiento.
Jorge Escudero

El aeropuerto de Teruel, en continuo crecimiento desde su entrada en funcionamiento en 2013, acaba de habilitar 50 nuevas plazas de aparcamiento de aviones, lo que eleva a 180 el número total de aeronaves que pueden estacionar en las instalaciones. La medida da respuesta a la constante demanda de espacio por parte de la empresa concesionaria del servicio, Tarmac Aragón, que en estos momentos trabaja en el mantenimiento y puesta a punto de 127 aviones y está a la espera de que lleguen más unidades.

Las 50 plazas se reparten entre una nueva plataforma de estacionamiento ubicada en la zona sur con capacidad para 35 aviones y un espacio emplazado en la zona industrial en el que caben otras 15 aeronaves. Este último acogerá provisionalmente aparatos aparcados ahora en la campa general, donde ya está previsto el inicio inmediato de la pavimentación del último sector que mantiene el suelo de tierra. Estos trabajos costarán 2,6 millones de euros y estarán listos a lo largo de 2022.

Los nuevos espacios han sido inaugurados este viernes por el consejero de Vertebración Territorial y la consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, José Luis Soro y Mayte Pérez. Junto a ellos estuvo la alcaldesa de Teruel, Emma Buj, vicepresidenta del consorcio rector del aeropuerto, integrado por la DGA y el Ayuntamiento de la ciudad.

La ampliación del aeropuerto continuará en los próximos años. Soro ha destacado que sigue avanzando la tramitación del Proyecto de Interés General de Aragón (PIGA) para recrecer estas instalaciones en 195 hectáreas. Esta superficie permitirá ampliar hasta 400 las plazas de aparcamiento de aviones y también ofrecer espacio a nuevas empresas.

Cuatrocientos trabajadores

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, ha subrayado que el aeropuerto se ha convertido ya en la primera fuente de creación de empleo para Teruel y su comarca. En las instalaciones trabajan en estos momentos alrededor de 400 personas, 300 de ellas en las distintas empresas fijas ubicadas en el recinto y otras 100 en las diversas obras de ampliación que están en marcha, como la construcción de un hangar gigante con capacidad para dos Airbus A-380, el avión de pasajeros más grande del mundo. A esa cifra de empleos directos hay que añadir otros 800 puestos de trabajo indirectos.

Buj consideró "aventurado" concretar cuántos empleos habrá en el aeropuerto una vez concluya el proceso de ampliación, pero afirmó que "si en ocho años se han creado 300 puestos de trabajo, es fácil que en la mitad de tiempo se dupliquen esas cifras con un crecimiento exponencial".

La alcaldesa ha augurado el mejor de los futuros para las instalaciones, pues, según afirma, estas constituyen un proyecto innovador y vinculado a las tecnologías de vanguardia. Ha resaltado que el consorcio rector "está preparado para diseñar todas aquellas infraestructuras que las empresas de sectores novedosos nos requieran".

Emma Buj se ha referido a PLD Space, la empresa diseñadora y fabricante de cohetes espaciales con base en el aeropuerto, donde dispone de un banco de ensayos que ha servido para la preparación del Miura I y el Miura V, que pondrán en órbita pequeños satélites. "Todo lo que tiene que ver con vuelos y proyectos espaciales tendrá un desarrollo importantísimo en los últimos años y el aeropuerto estará preparado para ofrecerse a las empresas de ese sector", ha asegurado la regidora de Teruel. Hay que recordar que la provincia de Teruel se ha postulado para ser la sede de la futura Agencia Espacial Española anunciada por el Gobierno central.

El consejero de Vertebración Territorial subrayó, por su parte, que el Gobierno aragonés mantiene "muchísimos contactos comerciales" con empresas interesadas en instalarse en el aeropuerto turolense y afirmó que en los próximos meses habrá "nuevos nichos de negocio". El sólido crecimiento de las instalaciones convierte a estas "en un referente absoluto en Europa". De hecho, el aeropuerto se ha transformado en la mayor zona de estacionamiento de aviones del continente.

José Luis Soro atribuyó el éxito del aeropuerto a quienes apostaron por él –no sin riesgo– en el inicio del proyecto y a quienes más tarde decidieron que el tráfico de viajeros solo podía ser una actividad complementaria al mantenimiento y reciclado de aviones. Recordó, no obstante, que se tiene la autorización para realizar vuelos de viajeros, si bien el aeropuerto tiene un carácter eminentemente industrial y especializado en un trabajo "con un gran potencial".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión