Teruel
Suscríbete por 1€

seguridad

La reparación urgente de la Subdelegación de Teruel se retrasa y costará doble dinero del previsto

La colocación de una malla perimetral para evitar la caída de cascotes del tejado está suspendida desde Navidad.

Redes colocadas en el tejado de la subdelegacion del gobierns de Teruel por obras. Foto Antonio Garcia/bykofoto. 15/01/21[[[FOTOGRAFOS]]]
Redes colocadas en el tejado de la subdelegacion del gobierns de Teruel por obras. Foto Antonio Garcia/bykofoto. 15/01/21[[[FOTOGRAFOS]]]
Antonio Garcia/Bykofoto

Las obras para evitar los desprendimientos del tejado de la Subdelegación del Gobierno de Teruel se retrasarán y costarán el doble de lo previsto inicialmente debido a los problemas surgidos durante su ejecución, que está suspendida desde las pasadas Navidades. La caída reiterada de cascotes sobre las aceras que rodean la sede administrativa evidenció el deterioro de la cubierta, en gran parte debido a la presencia de numerosas palomas que anidan en la zona.

Para garantizar la seguridad de los viandantes, el Ministerio de Política Territorial decidió como solución de urgencia cubrir con una malla metálica todo el alero en el perímetro de la Subdelegación. Sin embargo, cuando la operación había arrancado, según explicó el subdelegado, José Ramón Morro, se detectó que el lugar de anclaje de la red metálica cedía y podía poner en peligro el tejado, lo que obligó a suspender los trabajos.

Morro señala que la sujeción de la malla metálica se realizaba con anclajes en la "cumbrera", la línea más alta del tejado en la confluyen las dos vertientes. Al tensar la red, la zona de enganche cedía, con riesgo de dañar toda la cubierta. El subdelegado explicó que, a raíz del problema surgido, deberá redactarse un nuevo proyecto de sujeción que costará el doble de lo previsto inicialmente, pasando de 30.000 euros a unos 60.000. La reanudación de los trabajos está a la espera de la aprobación del proyecto y del nuevo presupuesto por el Ministerio de Política Territorial.

El subdelegado del Gobierno advierte de que hasta que termine la colocación de la protección perimetral del tejado se tiene que mantener el vallado perimetral del edificio a pie de calle para evitar que nuevos desprendimientos puedan alcanzar a algún peatón. La actuación urgente se decidió después de que una caída de cascotes del tejado rozará a una viandante que pasaba cerca de la Subdelegación.

José Ramón Morro reconoce que la valla en torno a la Subdelegación es molesta para los viandantes, al ocupar las aceras en uno de los puntos más transitados de la ciudad, pero se mostró esperanzado en poder reanudar la colocación de la malla de seguridad en un mes y medio. Morro explica que seguir adelante con el anclado de la malla era "peligroso· y ahora deberá buscarse un elemento "estructural" el edificio para la sujeción.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión