Teruel
Suscríbete

cementerio

Teruel se apunta al turismo funerario

El Ayuntamiento edita una guía para dar a conocer el patrimonio artístico y humano del cementerio municipal.

De izquierda a derecha, Serafín Aldecoa, Emma Buj y Javier Domingo, con la guía del cementerio.
De izquierda a derecha, Serafín Aldecoa, Emma Buj y Javier Domingo, con la guía del cementerio.
Heraldo.es

El cementerio de Teruel se puede convertir en recurso turístico más que aproveche su patrimonio arquitectónico y escultórico, además de las referencias fúnebres de insignes turolenses. Para aprovechar el potencial del campo santo, el Ayuntamiento acaba de publicar la guía ‘Arte funerario e ilustrados turolenses en el cementerio de Teruel’ con un recorrido por las 48 tumbas más significativas de los siglos XIX y XX obra del historiador Serafín Aldecoa. El autor ha resaltado en la presentación de la publicación la presencia de obras de destacados artistas turolenses, como José Gonzalvo, Pablo Mongió, Epifanio Abad, Juan Antonio Muñoz o Salvador Gisbert.

La alcaldesa, Emma Buj, ha explicado que la guía puede potenciar la visitas al cementerio dentro del "turismo funerario", que busca en estos lugares las manifestaciones artísticas asociadas a los enterramientos y también el recuerdo de las personalidades locales, como, en el caso turolense, las tumbas de Muñoz Nougués, Miguel Ibáñez, Vicente Fabregat o Miguel Vallés.

Aldecoa ha explicado que, desde que organiza visitas guiadas al cementerio, el interés de los turolense ha crecido hasta reunir grupos de más de un centenar de participantes. Entre las tumbas que destaca y cuya visita considera más recomendable ha citado las de Enrique Minguela y Emerenciana Josa, que une a su monumentalidad el reflejo de los devastadores efectos que la Guerra Civil tuvo en el campo santo. La escultura de una mujer recostada sobre le tumba perdió las piernas arrancas por una explosión y el resto del cuerpo presenta daños por impactos de bala. 

El historiador resalta también la tumba de Manuela Marzo y Antonio Borrás, con el formato de una iglesia en miniatura construida con “miniladrillos”; los panteones neogótico de la familia Estevan Garzarán y neoclásico de la familia Ferrá; o la primera tumba del campo santo, datada en 1838 y cerrada con una lápida de azulejos. 

Aldecoa lleva una década realizando visitas guiadas al cementerio en torno a la festividad de Todos los Santos, congregando en ocasiones a unas 120 personas. Se trata de visitas que despiertan gran interés entre la población, y ahora desde el Ayuntamiento se ha querido hacer extensivos esos conocimientos tanto a los propios turolenses como a los turistas a través de esta publicación que se puede conseguir de manera gratuita en el departamento de Turismo del Ayuntamiento de la capital.

La guía recoge una breve introducción histórica al anterior cementerio -situado en el barrio de San León- y la continuidad del actual a partir de 1832. También incluye un plano con una numeración consecutiva de los enterramientos que aparecen en la publicación. Se han seleccionado medio centenar de nichos, tumbas y panteones que el historiador ha considerado de interés, bien por su valor artístico.

En las páginas de este libro también se habla del simbolismo de la flora funeraria y de la presencia de estilos artísticos como el neogótico, historicismo o neorrománico. Todas las referencias aparecen acompañadas de fotografías en color de los elementos descritos.

Presentación al público este jueves

Se han editado 700 ejemplares y la presentación de la guía al público tendrá lugar este jueves 28 de octubre a las 18 horas en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Teruel. Todos los asistentes a esta presentación recibirán un ejemplar de la guía.

La alcaldesa, Emma Buj, incidía en el trabajo realizado por el consistorio para “cuidar nuestro patrimonio y mimarlo” lo que requiere a su vez “que los propios turolenses lo conozcan”. Buj hacía referencia al “turismo funerario” reconociendo que hay un buen número de personas interesadas en visitar los cementerios de las ciudades, y señalaba que, con toda seguridad, el libro también atraerá la atención de los turolenses.

“Esto no son actuaciones aisladas, ya que en estos momentos tenemos en licitación la restauración del Arquillo del Carrel, tenemos un proyecto para actuar en las escaleras de acceso al cementerio, y seguimos trabajando para expandir el turismo más allá del centro histórico, mejorar nuestro patrimonio invirtiendo en él y dándolo a conocer”, señalaba, explicando que se está trabajando en una guía más manejable para los visitantes a través de las nuevas tecnologías.

Para el concejal de Turismo, Javier Domingo, hacer esta guía era “una asignatura pendiente”. Recordaba el interés del Ayuntamiento por generar más recursos turísticos en la ciudad y se mostraba muy satisfecho con la publicación. “En nuestro cementerio hay joyas que ni los propios turolenses conocemos, y con esta guía vamos a poder hacerlo”, señalaba, felicitando a Aldecoa por el trabajo realizado.

Por su parte, el autor recordaba que en sus viajes familiares siempre que podía realizaba visitas a los cementerios de las ciudades a las que iban, valorando tanto el arte funerario como los personajes enterrados en ellos. Así, ha visitado, entre otros, el cementerio de Colón en La Habana, Novedevichy en Moscú, Chichicastenango en Guatemala, Père Lachaise en París o la Ciudad de los Muertos en El Cairo, y en su primera visita al cementerio de Teruel se sintió atraído por el arte funerario de panteones y tumbas así como por los personajes que se encontraban enterrados en él, muchos de ellos presentes en los nombres de vías urbanas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión