Teruel
Suscríbete

TERUEL

Patrimonio acepta a la segunda el proyecto de accesos al futuro hospital

La Comisión Provincial da el visto bueno a las obras tras la modificación del plan con el fin de no afectar a la traída renacentista, catalogada BIC.

Edificio del nuevo hospital de Teruel en obras.
Edificio del nuevo hospital de Teruel en obras.
Antonio Garcia/bykofoto.

La Comisión Provincial del Patrimonio Cultural aceptó el nuevo proyecto modificado del Ayuntamiento para construir los accesos al futuro hospital de Teruel, en el Planizar. La confirmación supone un alivio para el Consistorio, cuyo plan inicial fue tumbado en abril al considerarse desde Patrimonio que afectaba a la traída de aguas de la ciudad construida en el siglo XVI por el ingeniero galo Pierres Vedel, un monumento catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC).

Desde la comisión se autoriza una adenda que comporta una serie de actuaciones que se llevarán a cabo para, en sus propias palabras, "minimizar las afecciones a la traída", por lo que se realizarán catas durante el inicio de las obras con el objetivo de prever cualquier descubrimiento arqueológico inesperado. Se delimitarán dos zonas de los tres kilómetros que engloban el acceso para el rastreo, si bien un descubrimiento de este tipo es poco probable debido a que los estudios de la zona no arrojaron ningún indicio de que las áreas de trabajo albergaran objetos de valor.

Para que el nuevo proyecto pasara la criba de la Comisión Provincial, el Ayuntamiento de Teruel amplió tanto sus estudios paleontológicos como arqueológicos del terreno próximo al hospital, valorando los siguientes pasos de la excavación para evitar dañar el yacimiento histórico, en un intento de redirigir las obras sorteando la traída.

El nuevo procedimiento también marca algunas prevenciones como la construcción de muros que protejan las zonas más sensibles de los yacimientos de las nuevas carreteras de acceso o la correcta señalización y protección de los restos del paso de maquinaria pesada de obra.

En palabras del concejal de Infraestructuras del Consistorio, Juan Carlos Cruzado, "debido a que las obras afectaban al BIC, se tuvo que hacer un estudio arqueológico más concienzudo tanto de las partes visibles de los restos históricos como de las que permanecen ocultas pero identificadas". Una vez que la redacción del proyecto por parte del Ayuntamiento de Teruel cumpla todas las aprobaciones requeridas, las competencias pasarán al Gobierno de Aragón quien licitará el resto del proyecto.

Los cambios introducidos en el proyecto para cumplir las exigencias de Patrimonio encarecerán el presupuesto en unos 100.000 euros. Los accesos proyectados tenían un coste previsto de 8.838.974 euros. Incluyen dos rotondas de enlace con el futuro centro hospitalario, además de otras dos en las conexiones de los extremos, con la carretera N-420 y la Vía Perimetral. Tendrán una longitud total de 2.206 metros y contarán con dos carriles de 3,3 metros para cada sentido de circulación, separados en dos calzadas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión