Teruel
Suscríbete

comarca del matarraña

La antigua fábrica de papel de Valderrobres que abasteció a Goya inicia su conversión en hotel

Las obras, con un presupuesto de 1,8 millones de euros, durarán un año y conservarán la estructura arquitectónica del edificio.

La rehabilitación de la antigua fábrica de papel de Gaudó conservará su estructura original.
La rehabilitación de la antigua fábrica de papel de Gaudó conservará su estructura original.
J. B.

a fábrica de papel Gaudó de Valderrobres, que suministró a Goya las hojas para confeccionar su Álbum C -una de sus principales colecciones de dibujos-, ha iniciado el proceso de transformación para convertirse en un hotel de cuatro estrellas. La intervención, que se prolongará durante un año, costará 1,8 millones de euros y convertirá este antiguo caserón industrial en un confortable establecimiento hotelero junto al cauce del río Matarraña.

Las obras se han demorado más de lo previsto ante la necesidad de conseguir los numerosos permisos necesarios, entre ellos el de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) al estar ubicado el inmueble cerca del río. El edificio, del siglo XVIII, ocupa 4.000 metros cuadrados de planta y presenta un estado arquitectónico muy deteriorado. Tras su utilización como fábrica papelera, fue acondicionado como granja de pollos durante décadas y finalmente abandonado.

El proyecto turístico lo promueve ‘Valle y Jordi de Cafova 2001’ y las obras las ejecuta la constructora local Migalsan. Los trabajos se prolongarán hasta mayo de 2022. La rehabilitación conservará la estructura original del edificio, aunque no quedan restos de la maquinaria ni de los equipos para elaborar papel. En la fachada se utilizará un mortero de cal similar al original y, en el interior, se incluirán algunas referencias a la historia del edificio.

Uno de los promotores, Jordi Boronat, explicó que su objetivo es abrir un hotel que ofrezca a los clientes "tranquilidad, contacto estrecho con la naturaleza y sostenibilidad". El proyecto procura el ahorro de agua e incluye un huerto solar para el autoabastecimiento eléctrico. Boronat añadió que los alimentos que se consumirán serán de "kilómetro cero".

El empresario está convencido del "tirón turístico" del Matarraña y de que el sector crecerá tras el parón "puntual" causado por la covid-19. Jordi Boronat, que ya explota apartamentos turísticos en Valderrobres, señaló que la clientela comarcal se centra en los visitantes nacionales, mientras que el turismo extranjero es testimonial. La Comunidad Valenciana y Cataluña son los principales emisores.

La rehabilitación del edificio habilitará 14 habitaciones dobles, un restaurante que primará los productos de la zona y una sala de eventos con capacidad para 200 personas. Boronat aspira a que el desarrollo de este complejo deje la "mínima huella ambiental".

El edificio, de dos plantas y cubierta a dos aguas, forma parte del potente foco industrial papelero que surgió en el alto Matarraña en el siglo XVIII para aprovechar la calidad de sus aguas para la producción de papel. Parte de las fábricas, que se reparten entre Beceite y Valderrobres, han sido rehabilitadas para uso turístico, pero la mayoría están en ruinas a pesar de su valor patrimonial.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión