Teruel
Suscríbete

Teruel

Los villanos de las Bodas de Isabel de Segura dan la cara

Los actores que dan vida a Azagra, Alonso de Fuenmayor, Pedro Segura y Doña Elfa, explican en una tertulia cómo confeccionaron su malvado personaje

Teruel
Actores que interpretaron a personajes buenos y malos en las Bodas de Isabel, durante la tertulia.
Heraldo

Los personajes más impresentables de la última edición de las Bodas de Isabel de Segura tienen su minuto de gloria en una tertulia en la que explican sus inquietudes y preocupaciones, sus objetivos en la trama de los Amantes de Teruel y cómo, más allá de Isabel y Diego -los dos famosos enamorados- y de buenos y malos, existe tras ellos una personalidad tan compleja o más que la de los protagonistas de la trágica historia.

El encuentro, por vía telemática, como ha tenido que difundirse este año toda la recreación de la leyenda amantista por culpa de la pandemia, puede seguirse en el enlace hhttps://youtu.be/v3oxkGKNW91. En el vídeo, los actores que dan vida a los villanos del drama -Iris Latorre, Jaime Fierro, Imanol Pérez y Jorge Moradell- desnudan a sus personajes y cuentan cómo lograron meterse en su piel.

Iris Latorre es Doña Elfa, la cuñada de Pedro de Segura -padre de Isabel-, quien urde todo el plan -prácticas de hechicería incluidas- para que la joven se acerque a Don Pedro de Azagra y termine casándose con él al creer que Diego ha muerto en la batalla. “Me costó meterme en el papel; había que poner caras y gestos de mala y proferir gritos y yo no soy así”, reconoce Iris. “Al final -añade-, me divertí mucho”.

Teruel
Jaime Fierro, que encarna al amigo de Diego en un personaje antagónico a este, en una escena.
Heraldo

Jaime Fierro encarnó a Alonso de Fuenmayor, el mejor amigo de la infancia de Diego a quien los años y la guerra transforman en un ser hundido moralmente, pobre y desagradecido, todo lo contrario al carácter que muestra el protagonista masculino de la leyenda de los Amantes. “Mi personaje acaba estando en las antípodas de Diego; no se esconde en las sombras, pero lo traiciona”, explica Fierro, quien ha recibido muy buenas críticas por los sutiles matices que supo imprimir a la figura a la que interpreta.

Imanol Pérez dio vida a Don Pedro de Azagra, quien perjudica a Diego al casarse con su amada. El actor señala que en esta edición -se celebró del 12 al 21 de febrero-, su papel de malvado quedó suavizado por la malignidad de Doña Elfa, algo que ha “agradecido”, al beneficiar la visión que de su personaje tiene el público.

Por último, Jorge Moradell es Pedro de Segura, el padre de Isabel, quien concede a Diego un plazo de cinco años para que vuelva de la batalla enriquecido si quiere casarse con su hija. Moradell describe a su personaje como un hombre “obsesionado” con tener descendencia y perpetuar su estirpe, por lo que supone que debió sufrir mucho al ver que su única hija muere de amor sin dejarle ni un nieto que le llore en su postrero funeral. El actor compadece a Pedro de Segura y niega que sea “tan malo” como lo juzga la historia por haber obligado a su hija a casarse con Azagra al expirar el plazo y no llegar a Teruel su prometido. “Ya es mucho que en el siglo XIII permitiera a su hija contraer matrimonio con quien ella decidiera”, afirma.

La tertulia está moderada por Raquel Esteban, gerente de la Fundación Bodas de Isabel, quien destaca que el objetivo final de esta cita es “compartir” con el espectador todo el trabajo que hay detrás de la interpretación, en un año en el que la recreación, por primera vez en sus 25 ediciones, ha tenido que ser grabada en vídeo y difundida por las redes sociales para evitar contagios por coronavirus.

Las técnicas cinematográficas empleadas en esta ocasión, que han sustituido a la recreación presencial, en directo y a pie de calle, han permitido, no obstante, “explorar otros lenguajes que son tan elocuentes o más que el teatro”, dice Esteban. Asimismo, la grabación en vídeo ha posibilitado situar a los personajes en escenarios naturales de gran belleza y distintos a los de otros años, así como tejer unos protagonistas “mucho más completos” en cuanto a su carácter y personalidad.

La tertulia con los “malos” de las Bodas de Isabel de Segura tiene este miércoles su continuación con otro encuentro telemático en el que participan los músicos que han puesto la banda sonora a la última edición de la recreación de los Amantes de Teruel y en el que el público puede preguntarles acerca de su trabajo.

Entre los participantes se encuentran Jesús Pescador, que ha recuperado para la recreación una canción de la Occitania, y María del Carmen Torres, pieza imprescindible al haber puesto durante años el broche final a la escena de la muerte de Diego interpretando desde un balcón de la plaza del Torico temas compuestos por ella misma. Covi Galeote y su hija Celia, que han dado vida a las brujas encargadas de realizar el conjuro de Isabel para que esta se acerque a Pedro de Azagra, toman parte también en la tertulia. No faltan el grupo Les Morenillas, que aportan su música medieval y andalusí, así como el grupo Lurte y Siro y Elena Pérez.

“La música en el cine no es un tema menor o indiferente. Entra en nuestra mente e influye en nuestro estado emocional constituyendo una figura retórica más”, explica Raquel Esteban, quien destaca la importancia que el sonido musical ha tenido siempre en las Bodas de Isabel de Segura desde sus inicios, cuando la danza y la música eran la estructura en torno a la cual giraba todo lo demás.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión