Teruel
Suscríbete

perspectivas 2021

María José Medas: "La cercanía en el trato volverá, porque forma parte de nuestro carácter"

La cocinera del restaurante con estrella Michelin El Batán dice que la comida para llevar es una moda pasajera y el público volverá a salir a comer,

Maria Jose Meda, cocinera chef del restaurante El Batan en Tramacastilla. Foto Antonio Garcia/Bykofoto. 10/11/20[[[FOTOGRAFOS]]][[[HA ARCHIVO]]]
María José Meda, en la cocina del restaurante de El Batán de Tramacastilla.
Antonio Garcia/Bykofoto

La propietaria del único restaurante con estrella Michelin de Teruel, la Hospedería El Batán de Tramacastilla, se prepara para reabrir en 2021 con ampliación de plazas incluida.

¿Cómo ha afectado la pandemia a la Hospedería El Batán?

Con la segunda ola, tuvimos que cerrar desde que se prohibió el servicio en el interior porque no tiene sentido tener la terraza abierta ya que hace mucho frío. Por otro lado, la demanda local, en un pueblo con cien habitantes, es nula. Pero tampoco tiene sentido el reparto a domicilio porque ¿quién va a pedir un menú para llevar a su casa si tiene que hacer cincuenta kilómetros para recogerlo?

Están reparando la Hospedería. ¿Tienen planes de reapertura?

Estamos haciendo trabajos de mantenimiento que se nos habían quedado aplazados. Ahora, sin clientes, es el mejor momento para hacerlos y espero que, a partir de enero de 2021 bajen los casos de covid y las ucis estén mejor para que se pueda reabrir.

No arroja la toalla.

Nosotros no nos planteamos cerrar. Volveremos a abrir en 2021 y pasaremos de 14 a 19 habitaciones. Las fechas dependerán de la evolución de la covid.

¿Cuál es la situación de la empresa?

El 100% de la plantilla, formada por siete trabajadores, está en ERTE y nosotros, como autónomos, hemos solicitado el cese temporal de la actividad.

¿Cuál era su expectativa de ocupación antes de estallar la pandemia?

Teníamos lleno el restaurante y el alojamiento hasta el 26 de diciembre todos los fines de semana. Ahora, nuestro trabajo es cancelar reservas.

¿La comida para llevar ha llegado para quedarse?

Es una moda transitoria impuesta por las circunstancias. Volveremos a salir para disfrutar de una buena mesa con amigos y familiares. Creo que la gente se está acostumbrando también a cocinar más en casa y descubre una faceta nueva de su vida.

¿El alejamiento social para prevenir los contagios puede cambiar la forma de relacionarnos?

Creo que los grandes grupos en las comidas se van a reducir. Pero nuestro carácter mediterráneo se quedará. Espero que eso no cambie porque nos caracteriza. La cercanía volverá.

Usted lidera un negocio en el medio rural, que con la pandemia ha experimentado un renovado interés como lugar de residencia. ¿Detecta también este movimiento en Tramacastilla?

Sí. En verano llegó gente que se ha quedado porque ha visto que no se vive mal en un pueblo. Si tienen trabajo se puede vivir bien, pero depende de que el pueblo disponga de unos servicios mínimos, de que haya conexión a internet y, sobre todo, un lugar para vivir. Puede ser una segunda oportunidad para los pueblos.

¿La Hospedería El Batán utiliza productos locales en su cocina?

Siempre hemos apostado por los alimentos del entorno, como la trufa, los vinos aragoneses, el tomate rosa de Híjar, el jamón de Teruel o los quesos,

¿Cuál es la estrella de la despensa turolense?

Son dos, el jamón y la trufa. Luego hay grandes desconocidos y que tenemos que revalorizar, como la borraja.

¿Cómo repercute en la hostelería el actual ‘boom’ de programas de televisión sobre cocina?

Se nota en que hay más jóvenes que se dedican a estudiar cocina, y el trabajo del cocinero se ha revalorizado gracias a estos programas. Los grandes cocineros que aparecen en ellos le dan prestigio mundial al país, como ocurre con los hermanos Roca o Ferran Adrià.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión