Despliega el menú
Teruel

teruel

El parque solar de Cañada Vellida, que ocupará casi 100 hectáreas, estará en marcha este año

Las instalaciones, aunque valladas, permitirán el paso del ganado para que pueda seguir pastando en la zona. El Ayuntamiento destinará los beneficios a la construcción de viviendas.

Una vista de Vellida de la Cañada.
Una vista de Vellida de la Cañada.
Laura Uranga

Las obras del parque fotovoltaico que la empresa de energías renovables Opdenergy construye en el término de Cañada Vellida ya están en su recta final y las instalaciones podrían empezar a funcionar a finales de este mismo año. Así lo ha anunciado el alcalde de esta localidad, Miguel Morte, quien confía en que la puesta en marcha de los paneles solares repercuta positivamente en el pueblo, uno de los más pequeños de la provincia en población, con solo 36 habitantes.

El Ayuntamiento prevé destinar los beneficios procedentes del parque fotovoltaico a la construcción de viviendaspara alquilar o vender a veraneantes y personas vinculadas a la localidad. Según explica, muchos vecinos que en su día emigraron a ciudades más grandes, así como hijos de los mayores que siguen residiendo en Cañada Vellida, demandan casas para pasar fines de semana o temporadas más largas. El Consistorio ya ha comprado dos parcelas para levantar nuevas viviendas.

Los inmuebles podrían ser transformados también en Viviendas de Uso Turístico (VUT) ante la perspectiva de que la antigua y fallida vía de tren Teruel-Alcañiz, que parte en dos el casco urbano de Cañada Vellida, se habilite algún día como vía verde. Se estima que el parque, con una potencia de 50 megavatios, dejará en el pueblo cada año unos 100.000 euros de beneficio vía impuestos y alquiler de terrenos.

La instalación, que ocupará 94,6 hectáreas y que ya es visible desde la carretera Nacional 420 en el tramo del Puerto del Esquinazo, generará media docena de empleos destinados al mantenimiento y vigilancia de los paneles. Morte, no obstante, duda de que estos puestos de trabajo vayan a traducirse en nuevos pobladores para Cañada Vellida, ante la falta de servicios públicos que padece la localidad. «La escuela se cerró y no hay comercio ni locales de ocio», lamenta el alcalde. «Probablemente –continúa– la gente viva en Utrillas o en Mezquita de Jarque».

El parque solar será compatible con la ganadería, una de las principales actividades económicas de la zona. Aunque estará rodeado por una valla, el Ayuntamiento y la compañía de renovables han alcanzado un acuerdo que permitirá a los pastores entrar con sus rebaños de ovejas en el recinto para que los animales puedan pastar allí como han hecho siempre. En el pueblo perviven 4 ganaderos con 2.500 cabezas de ovino.

Etiquetas
Comentarios