Despliega el menú
Teruel

TEruel

Enfermeras del Asilo San José enfundadas en bolsas de basura piden ayuda material y humana

Difunden un vídeo en el que confiesan tener problemas para asumir la atención a 140 ancianos tras un fallecido por coronavirus y tres casos positivos.

Teruel
Una secuencia del vídeo en el que las enfermeras Clara y Montse, del Asilo San José de Teruel, piden ayuda.
Antonio García/Bykofoto

Las dos enfermeras que trabajan en el Asilo San José de Teruel han hecho un llamamiento público en busca de ayuda material y humana que les permita atender en las debidas condiciones de aislamiento que impone la pandemia por coronavirus a los 140 mayores del centro, todos con edades comprendidas entre los 80 y los 100 años y pluripatologías que los hacen muy vulnerables a la infección. Un anciano del geriátrico ha fallecido por esta enfermedad y otro ha muerto con los síntomas, pero sin que se le hiciera el test. Otros tres han dado positivo y están confinados en sus habitaciones, si bien se encuentran estables.

Clara y Montse, como se llaman estas enfermeras, han difundido un vídeo en el que explican que las condiciones de higiene y aislamiento que exigen las autoridades sanitarias para evitar contagios han multiplicado su trabajo hasta un punto para el que no estaban preparadas. Han tenido que distribuir por distintos espacios a todos los ancianos según su estado de salud, lo que ha incrementado las tareas de asistencia y de desinfección de las instalaciones.

Enfundadas en batas confeccionadas de forma casera con bolsas de basura, piden trajes y gorros de protección contra el coronavirus. Aunque dan las gracias por las aportaciones recibidas tanto de particulares como de las autoridades sanitarias y por la ayuda que les ha prestado la Unidad Militar de Emergencia (UME) para desinfectar el centro, señalan que necesitan más medios humanos y materiales para el cuidado de los residentes de este geriátrico privado gestionado por una comunidad de religiosas. "El material se rompe y tenemos que ir renovándolo", explican.

Ellas dos son las únicas enfermeras del centro, si bien hoy mismo se les unirán otras dos profesionales sanitarias de la misma categoría enviadas desde el servicio de Atención Primaria de la DGA. Además, la residencia ha contratado a ocho limpiadoras que también se incorporan hoy. El asilo cuenta con una treintena de gerocultores, una cifra que resulta escasa en estos momentos. El portavoz del centro, Alfonso de la Paz, explica que serían necesarios al menos ocho más pero que resulta muy difícil ampliar estos días la plantilla ante la creciente demanda de este tipo de personal.

Dos enfermeras de la residencia de ancianos Hogar San José de Teruel en la que viven 140 residentes, la mayoría con patologías graves, lanzan una petición de ayuda ante la complicada situación que están viviendo por el coronavirus

Clara y Montse señalan que empiezan "a ver la luz" tras días muy difíciles por el incremento de trabajo y la falta de material. Explican que están recibiendo mascarillas cosidas por voluntarios y que el centro ha comprado equipos de protección, guantes, líquido desinfectante y bolsas de basura, pero que la cuantía sigue siendo escasa. Detallan que preservan las batas de mayor calidad y las mascarillas de alta resolución para atender a los mayores positivos con coronavirus mientras que se visten los trajes hechos con bolsas de basura para asistir al resto de los residentes.

En apoyo a las enfermeras se ha manifestado también un familiar de uno de los mayores residentes en el centro. "El personal está totalmente desbordado, agotado, nervioso, sin material ni medios humanos; no llegan a todo y necesitan ayuda", advierte esta fuente.

Desde el Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno aragonés explican que ya se ha mandado al Asilo San José de Teruel al menos un pack básico con 20 pares de guantes y otras 20 mascarillas. Añaden que, si el centro ha registrado casos de coronavirus, la cuantía de material "habrá sido mayor". Las mismas fuentes oficiales resaltan que en los próximos días seguirán enviando recursos en la medida en que el desabastecimiento general que hay en el país lo permita. "Estamos muy encima de esa residencia", dice la DGA.

Etiquetas
Comentarios